Manifestación contra el sida en Pittsburgh.
Manifestación contra el sida en Pittsburgh. Eric Thayer / REUTERS

Un grupo de científicos de Estados Unidos y Tailandia presentaron este jueves en Bangkok una vacuna que reduce el riesgo de contagio del sida en un 31,2% tras haber realizado pruebas en 16.000 voluntarios. Es la primera vez que se consigue frenar la enfermedad en humanos con este tipo de medicamentos.

La reducción del 31% está lejos del 80% de efectividad que logra, por ejemplo, la vacuna contra la gripe, pero es sin duda un paso importante.

La consecución de una vacuna eficaz y segura para frenar el sida  es posible"Estos resultados indican que la consecución de una vacuna para frenar el sida eficaz y segura es posible", destacó el coronel Nelson Michael, director de la división de Retrovirología del Instituto de Investigación del Ejército Walter Reed de Estados Unidos.

El resultado se anunció en la capital tailandesa por miembros del grupo que colabora en la investigación: el Ejército de EE UU, el Ministerio de Sanidad de Tailandia, el Instituto Fauci, Sanofi-Pasteur y Global Solutions for Infectious Diseases.

El doctor Anthony Fauci dijo que no había que echar las campanas al vuelo, pero "no existe ninguna duda de que es un resultado muy importante". De hecho, se trata de un paso más hacia la vacuna contra el sida, algo que los científicos estiman que podrán desarrollar en la próxima década.

Seis años de estudio

El estudio comenzó en 2003, implicó a 16.402 voluntarios (hombres y mujeres ente 18 y 30 años de edad) y arrancó con la aplicación de la vacuna a la mitad y de placebo al resto.

De las personas que recibieron placebo, se infectaron 74; mientras que en el otro grupo, solo 51.