Zelaya está dispuesto a "luchar de pie antes que vivir de rodillas ante una dictadura"

  • Asegura que en los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y sus partidarios murieron al menos diez personas.
  • Por el momento, no tiene pensado marcharse de la Embajada de Brasil.
  • Denuncia que le están torturando con "radiaciones de alta frecuencia".
Manuel Zelaya, en la embajada de Brasil.
Manuel Zelaya, en la embajada de Brasil.
Edgard Garrido / REUTERS

El depuesto presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, aseguró este jueves que está dispuesto a "luchar de pie antes que vivir de rodillas ante una dictadura militar".

Zelaya, que calificó de "falsedad" que hubiera planteado alguna vez su reelección, denunció que en los enfrentamientos del miércoles entre las fuerzas de seguridad y sus partidarios murieron al menos diez personas.

"No pienso moverme de aquí y pienso luchar infatigablemente hasta resolver este problema que está afectando a mi país", manifestó Zelaya desde la Embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde se refugia desde el pasado lunes, en declaraciones a Radio Nacional de España.

"Soy el presidente que eligió el pueblo"

El mandatario constitucional aseguró que las autoridades del gobierno de facto están sometiendo a los refugiados en la Embajada a "tortura física, por medio de unas radiaciones de alta frecuencia" emitidas por equipos electrónicos, aunque no tiene un plazo para abandonar las instalaciones.

"Yo soy el presidente que eligió el pueblo y en un país no puede haber dos presidentes, sólo uno, y yo tengo el respaldo del pueblo y de la comunidad internacional, así que estoy en el ejercicio de mis funciones, encarcelado por una dictadura militar que me impide ejercer el mandato que el pueblo me dio", aseveró.

"Tenemos un cerco militar exagerado"

"Nos cortan las llamadas, nos impiden la comunicación, nos han cortado por momentos los alimentos y los servicios públicos, igual que al pueblo hondureño, que lo han reprimido fuertemente el día de hoy en todas las manifestaciones pacíficas", afirmó.

"Hemos logrado a través de Naciones Unidas que nos pasen víveres, pero tenemos un cerco militar y policiaco exagerado alrededor de la Embajada que nos impide que las personas puedan circular o que puedan venir a hacer las visitas para el diálogo que yo he convocado", agregó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento