Boda de Pedro Zerolo con Jesús Santos
Trinidad Jiménez casa a Pedro Zerolo y Jesús Santos

La boda de Pedro Zerolo, miembro de la dirección federal del PSOE, contó 150 invitados y todos los requisitos de una ceremonia festiva e importante: música y canciones, trajes elegantes, niños, invitados famosos, besos, abrazos, aplausos, arroz, poemas, emoción y calor en la sala, expectación de numerosas personas a su conclusión en la Plaza Mayor, y docenas de periodistas.

Pedro Zerolo besa a su esposo, Jesús Santos

La ceremonia en la Junta Municipal de Centro mezcló la excitación de amigos, familiares y compañeros de trabajo, con el significado de una boda que representa la culminación de una reivindicación histórica por la igualdad y los derechos de los homosexuales.

Invitados dispares

A la boda asistieron gentes tan dispares como el secretario de Organización del PSOE, José Blanco; la presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays y Transexuales (FELGT), Beatriz Gimeno; los presentadores Jesús Vázquez (que se sentó junto a Blanco) y Boris Izaguirre; y la actriz y presentadora Cayetana Guillén Cuervo, entre otros.

Con Cayetana Guillén Cuervo, Trinidad Jiménez y Jesús Vázquez

Todos ellos, juntos, con Pedro Zerolo y Jesús Santos, posaron al finalizar la boda en la puerta de la Casa de la Panadería, en una foto, cuanto menos, curiosa.

La ceremonia comenzó con toda puntualidad a las 12 del sábado y se prolongó durante unos 30 minutos. Con la sala totalmente repleta, entre un calor considerable, primero entró Trinidad Jiménez, y luego los novios, que fueron aplaudidos en medio de un estallido de emoción, con una canción interpretada por la cantante y amiga de la pareja Sheilah Cuffi, que junto a un coro, interpretó música gospel en el arranque de la celebración, y otros temas de amor y alegría a lo largo de la ceremonia.

Los testigos fueron el padre de Pedro Zerolo y la madre de Jesús Santos; Zerolo vestía un traje oscuro, con camisa blanca a rayas, sin corbata, y con un crisantemo blanco en recuerdo de quienes no han podido vivir este momento. Su novio llevaba un traje negro, con camisa blanca y corbata negra.

La pareja lleva junta desde hace diez años.

Estoy profundamente emocionada; Pedro es un político comprometido

Trinidad Jiménez apenas pudo contener las lágrimas cuando dijo: "Estoy profundamente emocionada, es una boda muy especial; Pedro es un político comprometido en la lucha por la igualdad, es mi amigo, y está enamorado de Jesús, con quién comparte su compromiso".

"No es una boda más, es un sueño largamente acariciado; es el final de un proceso, una conquista que simboliza a mucha gente", dijo Jiménez, quien añadió que "una boda civil no es sólo un acto administrativo".

En medio de una nube de periodistas, y antes de partir para celebrar con los más íntimos la boda, Zerolo atendió a los periodistas: "Hoy nos sentimos muy orgullosos de ser españoles y vivir en un país donde se ha erradicado una discriminación de siglos; no es una día de valoraciones políticas, tengo claro que es el día más feliz y nadie nos lo va a amargar", agregó.

"¿Van a adoptar hijos?", se preguntó a la pareja, y Zerolo contestó: "Estoy seguro de que los hijos vendrán".

NOTICIAS RELACIONADAS: