Detienen en España a un piloto por su participación en los "vuelos de la muerte"

  • Se trata de un piloto argentino-holandés de Transavia.
  • Fue detenido anoche en España a petición de Argentina.
  • Los prisioneros de aquellos vuelos eran arrojados al Atlántico.
Julio Alberto Poch, ex militar argentino detenido en España por su supuesta participación en los "vuelos de la muerte".
Julio Alberto Poch, ex militar argentino detenido en España por su supuesta participación en los "vuelos de la muerte".
POLICÍA NACIONAL

Las autoridades españolas han detenido a un piloto argentino-holandés de la compañía aérea neerlandesa transavia.com acusado de haber participado en los "vuelos de la muerte" de la dictadura argentina, según informó este martes un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Países Bajos.

El piloto, que cuenta con la doble nacionalidad holandesa y argentina, fue detenido anoche en España a petición del Gobierno argentino y permanece detenido en estos momentos, según el portavoz. El consorcio Air France-KLM, propietario de Transavia, no se ha pronunciado de momento, como tampoco las autoridades españoles.

Julio Alberto Poch, ex militar, trabajaba en la actualidad como comandante de avión para una aerolínea comercial europea y ha sido arrestado en el Aeropuerto de Manises (Valencia) durante una escala de 40 minutos, antes de regresar a Ámsterdam.

Este teniente de fragata retirado de la Armada argentina era reclamado por la responsabilidad que podría corresponderle, derivada de su actuación como aviador naval con base en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada, con cuatro procesos penales instruidos en los que hay más de 1.000 víctimas.

Los vuelos de la muerte

Los "vuelos de la muerte" fueron una de las tácticas de represión más sangrientas de la dictadura argentina de 1976-1983. En esos vuelos, los prisioneros eran arrojados vivos desde helicópteros o aviones al océano Atlántico. Según el Gobierno argentino, más de 11.000 personas murieron o desaparecieron a causa de la "guerra sucia" de la dictadura, pero las organizaciones de Derechos Humanos elevan la cifra a 30.000.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento