Radiografía de la 'guerra MIR' en Andalucía: la Junta pide más plazas y centros docentes y Sanidad dice que faltan solicitudes

Reparto de las plazas de formación sanitaria en Andalucía correspondientes al año 2024.
Reparto de las plazas de formación sanitaria en Andalucía correspondientes al año 2024.
Carlos Gámez
Reparto de las plazas de formación sanitaria en Andalucía correspondientes al año 2024.

Mil plazas más anuales durante los próximos cuatro años. Es la última petición que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha lanzado al Ministerio de Sanidad para facilitar el acceso al sistema de más médicos internos residentes (MIR) ante el déficit de profesionales sanitarios que, afirma el Ejecutivo autonómico, se ha convertido en un problema "crónico" en todo el país. La reivindicación viene de lejos, también por parte de la consejera de Salud, Catalina García, que reclama igualmente que el Gobierno flexibilice los criterios para poder acreditar a un centro de salud u hospital como unidad docente para completar la formación de los futuros facultativos.

Que faltan médicos es un hecho admitido por todos los agentes implicados, desde partidos políticos, de todos los colores, hasta los sindicatos y los propios profesionales. Y la situación se prevé que irá a peor como consecuencia de las jubilaciones que están por venir en los próximos años. Lo que queda es dar con la respuesta que solvente el problema. La Junta insiste en reclamar al Ministerio más plazas de médicos internos residentes y, sobre todo, que relaje los criterios que se exigen para poder acreditar un centro sanitario como docente. En la actualidad, según datos del Ministerio, en Andalucía hay 171 centros acreditados.

Estos requisitos los determina Sanidad y son los mismos para todas las comunidades. La orden ministerial, consultada por este medio, recoge para los centros de salud, entre otras cuestiones, que cuenten con al menos cuatro médicos de familia, cuatro enfermeros de cuidados generales y uno más especialista en Enfermería de Familia. En cuanto a la actividad asistencial, se exige que la media diaria de visitas de los facultativos sea de entre 20 y 40 consultas, con al menos un 15% de atención programada y un 1% de visitas domiciliarias; y más de un 70% de consultas resueltas sin derivación; además de la existencia de diversos planes de atención y cuidados relativos a la infancia y adolescencia, la mujer o la vacunación.

En lo que a los hospitales se refiere, entre los requisitos exigidos destacan el número de camas del centro, entre 90 y 150 como mínimo; los ingresos diarios, que deben situarse al menos entre los 10 y los 20; los partos, entre 500 y un millar al año; o las urgencias que se atienden a diario, que deben oscilar entre las 70 y las 140. A todos ellos, en ambos niveles asistenciales, se suman otras cuestiones que no son requisitos como tal, sino requerimientos de información a la comunidad para poder valorar mejor la acreditación solicitada.

Qué pide Andalucía

En términos generales, la Junta reclama al Ministerio que el periodo para solicitar la acreditación de plazas esté abierto de manera permanente y que, además, la plataforma habilitada para ello permita incluir subsanaciones y alegaciones, "evitando los mails como medio de comunicación". Asimismo, considera viable incorporar al procedimiento una declaración responsable que permita reconocer la acreditación, siempre que las unidades docentes se sometan a los controles de calidad y evaluación necesarios.

Ya en términos más concretos, según ha podido conocer 20minutos, Salud solicita que se vincule la designación de tutores al total de la unidad de docencia y no solo a un dispositivo, para evitar la desacreditación cuando un profesional se desplaza de centro, así como admitir la figura del tutor provisional. También que el número mínimo de camas y quirófanos se establezca en su conjunto y no por dispositivo; y que se elimine la cifra mínima de médicos y enfermeros o que se reduzca a dos y dos, respectivamente, y no cuatro como marca el Ministerio.

Igualmente, y alegando el aumento de la telemedicina desde la pandemia, la Junta reclama más flexibilidad en los requisitos de actividad asistencial, eliminando los porcentajes de atención por cada tipo de consulta; y que los criterios de actividad hospitalaria exigidos no se centren en un hospital si hay varios en los que se puedan desarrollar las rotaciones.

Por su parte, fuentes del Ministerio de Sanidad explican a este medio que son las comunidades quienes solicitan las plazas MIR que quieren cada año, si bien para que se les concedan tienen que tener los suficientes centros acreditados para garantizar una completa formación de los residentes. Al respecto, y en relación a la reivindicación de la Junta, las mismas fuentes ministeriales afirman que "ya hay un grupo trabajando en la flexibilización" de los criterios para acreditar centros docentes y que "se van a tener en cuenta las peticiones de todas las comunidades". En todo caso, el departamento dirigido por Mónica García recuerda que "en los últimos años no se ha rechazado ninguna petición" de plazas MIR por parte de las comunidades y que "lo que faltan son solicitudes", concluyen.

En cifras

Los futuros médicos serán quienes den el relevo a los que salen del sistema y la Junta prevé que entre 2025 y 2026 ya haya "suficientes" facultativos para cubrir las jubilaciones gracias al aumento de las plazas MIR que ha hecho Andalucía. La de este año ha ascendido a 1.861 plazas de Formación Sanitaria Especializada (FSE), 57 más que el año anterior, examen al que se han presentado 4.731 estudiantes. A nivel nacional, la oferta de FSE ha sido de 11.607 plazas, de las que 8.772 han sido de MIR, con un total de 30.066 aspirantes.

Finalmente, se han adjudicado 1.821 plazas en Andalucía y, como sucede a nivel nacional, la mayoría corresponden a los MIR, con 1.398, que se han repartido entre 44 especialidades. La que más residentes reúne es Medicina de Familia, con 395 plazas, más del 28% del total. Le siguen, pero ya muy de lejos, Pediatría, con 77 plazas; Medicina Interna, con 70; Anestesiología y Reanimación, con 61 (una de las especialidades con más déficit de profesionales en la comunidad); y Cirugía Ortopédica y Traumatología, con 51. Al final de la tabla figuran Análisis Clínicos, Inmunología y Bioquímica Clínica, con una plaza adjudicada en cada especialidad; y Farmacología Clínica, Microbiología y Parasitología y Psiquiatría Infantil y de la Adolescencia, con tres cada una.

Además de las plazas MIR, el resto de las vacantes de FSE adjudicadas en Andalucía se reparten entre Enfermería (303), Farmacia (61), Psicología (38), Biología (11) y Física (10).

La Consejería de Salud destaca que Andalucía "está entre las tres primeras comunidades con más oferta", junto a Madrid y Cataluña. Y es la primera en plazas de Medicina Familiar y Comunitaria, con 434 (aunque no todas adjudicadas). En esta especialidad, además, la Junta oferta el "100% de lo acreditado". Lo hace también en otras 22 especialidades, como Anatomía Patológica, Cirugía Cardiovascular, Cardiología, Neurología o Urología. Por ello, explican, Andalucía "no puede pedir más plazas en estas especialidades hasta que el Ministerio no flexibilice o modifique los criterios" de acreditación.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en la bienvenida de los nuevos residentes del Virgen del Rocío de Sevilla.
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en la bienvenida de los nuevos residentes del Virgen del Rocío de Sevilla.
JUNTA

Calidad docente y mejores condiciones

Más allá del frente abierto entre la Junta y el Ministerio, ¿qué dicen los profesionales? Cuatro son las claves que los médicos andaluces plantean para intentar poner solución a la falta de médicos. La primera es realizar un estudio a nivel nacional para conocer el déficit en cada especialidad, pero teniendo en cuenta la edad actual de los médicos españoles y las jubilaciones de los próximos años. Y considerar las reducciones de jornada de los facultativos que ahora tienen una alta frecuencia, así como las necesidades de la población, ya que las listas de espera "son consecuencia en parte" de esa falta de médicos.

Así lo explica a 20minutos Jorge Fernández Parra, presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM), que en segundo lugar valora la acreditación de nuevas plazas MIR, pero siempre bajo la condición "imprescindible" de "no perder la calidad docente que tanto prestigio nos ha dado en Europa". Por ello, es fundamental hacer una "valoración adecuada" de los tutores y dotarlos del "tiempo y las herramientas necesarias".

Una vez conocidas las plazas MIR, el siguiente paso es hacer un estudio de los alumnos de Medicina, pero "no podemos volver al pasado, cuando muchos licenciados estaban en el paro sin poder acceder al sistema MIR". Las nuevas facultades en Andalucía "deben permitir mejorar la calidad docente, pero no proveer de graduados que el sistema no sea capaz de absorber". Actualmente, la demanda supera a la oferta de plazas universitarias, toda vez que Medicina es cada año una de las carreras más solicitadas en Andalucía, con 4.235 peticiones de matriculación como primera opción para este curso que va a terminar. Este grado se imparte en siete de las diez universidades públicas de la comunidad (con previsión de que Huelva se suma el próximo curso), que ofertan algo más de 1.200 plazas en total, lo que supone que hay unos 3.000 estudiantes que se quedan fuera.

Ya formados los profesionales, Fernández Parra subraya que hay que tratar de que se queden en Andalucía. Las claves para ello, concluye, son unas "condiciones adecuadas de trabajo, sin saturación asistencias y con tiempo para la docencia y la investigación, la estabilización y retribuciones acordes a nuestro entorno".

Jubilaciones y traslados

Según el informe demográfico del CACM correspondiente a 2023, Andalucía contaba el año pasado con un total de 36.189 médicos en activo (de los 47.853 colegiados), 564 más que el año anterior. De estos, el 63% trabajan solo en la sanidad pública, frente al 23,7% que lo hacen en la privada y un 13,1% que combina ambos sistemas. Esto, en la comunidad más poblada de España, con cerca de 8,5 millones de habitantes, supone una media de 236 pacientes por cada médico; o, lo que es lo mismo, 4,24 médicos por cada mil vecinos.

Hay otro dato preocupante y es que cerca del 34% de los facultativos que ahora están en activo en Andalucía, cerca de 12.300 según el CACM, tienen más de 55 años, por lo que se prevé que su jubilación se vaya produciendo a lo largo de la próxima década. Un problema del que alerta la propia Consejería, que cifra en unos 7.000 los médicos que se retirarán desde ahora y hasta 2032, de los que casi 3.000 son de familia. Solo durante el año pasado, salieron del sistema público andaluz 800 médicos por jubilación, según los datos ofrecidos por la consejera de Salud, Catalina García, hace solo unos días.

A ellos se suman los que se marchan para trabajar fuera de Andalucía, que en 2023 ascendieron a 1.097 (por los 927 del año anterior y los 914 de 2021), según el informe del CACM, de los que 477 se fueron a otra provincia andaluza; 540 a otra comunidad; y 80 al extranjero.

Beatriz Rodriguez
Coordinadora Sevilla

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y máster en Comunicación Corporativa y Relaciones Públicas por ESERP. Dedicada desde hace más de veinte años al mundo de la comunicación, la mayor parte de ellos en revistas especializadas y prensa escrita, aunque también he pasado por gabinetes de prensa institucionales. Formo parte del equipo de 20minutos desde el año 2010, donde desarrollo tareas de redacción y coordinación para Andalucía, tanto para la edición digital como para la edición local de Sevilla en papel.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento