Aires frescos en el adiós de Cibeles

  • La pasarela cerró este martes su 50ª edición.
  • Hubo desfiles de Schlöder, Robustella, Vaudelet, Juana Martín o Sita Murt, así como con el debut de la veterana Montse Bassons.
Uno de los modelos presentados por Anke Schölder en Cibeles.
Uno de los modelos presentados por Anke Schölder en Cibeles.
EFE

La Cibeles Madrid Fashion Week se cerró este martes con colecciones repletas de aires juveniles y refrescantes. Esta edición, la quincuagésima, ha estado marcada por el homenaje al decano de los diseñadores españoles, Elio Berhanyer, y por el regreso de Adolfo Domínguez y Roberto Verino.

En la última jornada desfilaron Anke Schlöder, que presentó Perforado, una colección inspirada en la naturaleza y sus sonidos; Robustella, que apostó por el gris como color base, combianda con azulones, rosas o naranjas; y Nicolás Vaudelet, que se inspiró en los aires marineros, los pescadores y la sofisticación étnica del Nuevo Mundo.

El tiempo de los gitanos, del cineasta Emir Kusturica, sirvió de inspiración a Juana Martín, que presentó una colección con vestidos de estampados florales y grandes vuelos en las faldas confeccionadas con algodones y sedas. María Barros trajo la sofisticación. También hubo espacio para el estreno de la veterana Montse Bassons, que combinó en su colección de baño modelos fieles a la estética de los años cincuenta y otros más futuristas. Guillermina Baeza, en cambio, acudió a los veinte en una colección de baño homenaje a la libertad y creatividad femeninas de esta década.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento