El nivel de estudios de la madre es un factor clave para el éxito o el fracaso escolar

  • El abandono escolar es 17 puntos más alto cuando la madre tiene educación primaria que cuando es universitaria.
  • Las personas con más factores de exclusión social tiene más posibilidades de tener mala salud.
  • El nivel educativo de los padres es más determinante para el éxito escolar que el centro al que acuda el alumno.
A pesar de los avances, en España siguen existiendo importantes déficits educacionales.
A pesar de los avances, en España siguen existiendo importantes déficits educacionales.
PABLO ARGENTE

¿Las diferentes formas de exclusión social están relacionadas de alguna forma con la educación y la salud? Lo están y de esta relación se ocupa el Informe sobre Inclusión Social que acaba de presentar Caixa Catalunya, un trabajo elaborado junto con el Instituto de Infancia y Mundo Urbano.

Este informe destaca que, a pesar de la mejora y expansión del sistema educativo español y de que el nivel educativo de la población ha progresado extraordinariamente, siguen existiendo en nuestro país importantes déficits educacionales entre los jóvenes, debido a los altos niveles de abandono escolar prematuro. Esta tasa de abandono escolar está directamente relacionado con el nivel educativo de los padres y, más concretamente, de las madres, cuyo papel se torno determinante para lograr, primero, un acceso temprano a la escolarización y, después, para garantizar la permanencia del alumno en clase y hacer que éste obtenga un mejor rendimiento académico.

Así el 73% de las personas entre 25 y 39 años cuyo padre tenían un título universitario logran a su vez acabar una carrera, mientras que solo un 20% de los que tenían padres sin estudios consiguen el título. Además la tasa de abandono escolar es hasta 17 puntos más alta cuando la madre tiene solo educación primaria que cuando tiene educación universitaria. En igualdad de condiciones, los estudiantes de secundaria con madres universitarias logran 25 puntos más en lectura y matemáticas.

Mayor tasas de fracaso escolar entre los inmigrantes

El Informe de la Caixa deja constancia también de otros datos significativos, como que los mayores déficits educacionales se dan en chicos (hasta 16 puntos por debajo de las chicas en las tasas de graduación en educación obligatoria) o que los niños de origen inmigrante tienen tasas de pobreza muy alta, que se corresponden con tasas muy altas de abandono escolar prematuro (un 15% de los jóvenes de origen extranjero no comunitarios de 18 a 24 años no tienen el título de educación secundaria obligatoria, frente al 7,3 % de la media nacional).

Los hogares monoparentales también arrojan un mayor riesgo de fracaso educativo (a igualdad de condiciones sociales, el riesgo de abandono escolar es un 86% más alto en esos hogares que en aquellos donde hay dos progenitores).

¿Centros públicos o privados?

En cuanto a qué tipo de centros preparan mejor a los alumnos, los centros privados y concertados tienen alumnos que logran mejores resultados en las pruebas PISA; pero la razón para esto es que los centros públicos acogen cinco veces más niños de familias con bajos recursos educativos, por lo que si solo se tiene en cuenta la composición social del alumnado, el resultado académico es prácticamente el mismo en todos los centros.

Desigualdad por comunidades

Por comunidades, los logros educativos son bastante desiguales y tienen una relación clara con el desarrollo económico de la región, es decir, las comunidades más ricas tienen mayor porcentaje de titulados superiores y menor índice de abandono escolar. Por ejemplo, en Navarra y el País Vasco el 50% de la población entre 25 y 39 años es universitaria y su nivel de abandono escolar es del 15%, menos de la mitad que la media nacional (31%).

¿Cómo evitar el fracaso escolar?

Las mejores recetas para evitar el fracaso escolar son, según este informe, lograr una escolarización temprana de los niños, hecho que vuelve a estar relacionado directamente con las madres (las madres con mayores recursos son más proclives a escolarizar a sus hijos de entre 1 y 2 años), y el acceso a bienes culturales y educativos, es decir, tener acceso a libros, arte, diccionarios, un ordenador….

Apoyo afectivo para mejorar la salud

Por último el informe se ocupa de analizar cómo estar en una situación de exclusión social afecta a la salud. Así se destaca que el 87% de las personas en situación de exclusión social máxima: mujeres inmigrantes, desempleados, trabajadores no cualificados, con poca formación y bajo apoyo social, tienen peor salud. Solo el apoyo afectivo familiar y social mejora los síntomas y previenen futuras enfermedades.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento