Más de un millón de personas en el concierto de Juanes y Bosé en La Habana

  • El acto había sido criticado por el exilio en Miami.
  • El colombiano dedicó un tema a los secuestrados en su país, pero no hubo referencias al régimen cubano ni a los presos políticos.
  • FOTOGALERÍA: Concierto Paz sin Fronteras en Cuba.
Juanes y Miguel Bosé, al inicio del concierto.
Juanes y Miguel Bosé, al inicio del concierto.
Alejandro Ernesto / EFE

El concierto "Paz sin fronteras" congregó este domingo en La Habana a 1.150.000 personas, según dijeron en el escenario dos de sus principales promotores, el colombiano Juanes y el español Miguel Bosé.

"No puedo creer lo que mis ojos están viendo, es el sueño más hermoso de paz y amor que he podido experimentar después de mis hijos", dijo Juanes al salir al escenario.

Abrió su recital con A Dios le pido, pero el momento del delirio fue cuando anunció que cantaba La camisa negra: entonces los cientos de miles de camisas blancas que abarrotaban la Plaza de la Revolución se pusieron a entonar junto a él.

Tras ello se le acercó Miguel Bosé y le dijo que "según le habían comentado" había 1.150.000 personas, con lo que "estamos batiendo un récord".

Juanes se dirigió al público en varias ocasiones para hablar en favor de la paz y la concordia: "La música debe viajar como el aire, debe llegar a todos los lugares, no importa cómo pensemos ni qué religión tengamos, al final somos iguales".

Polémica

El colombiano no obvió la polémica que el concierto ha despertado entre los medios más radicales del exilio en Miami, pero fue para decir que el mensaje que traía valía tanto para los cubanos de la isla como los de Miami, en alusión al exilio cubano, concentrado principalmente en esa ciudad de Florida.

También se refirió a su país, Colombia, para dedicar una canción a todos los que están secuestrados en la selva "y a todos los que están privados de libertad", pero evitó hacer cualquier crítica al régimen cubano ni aludir a los presos políticos, como los medios de la oposición cubana le habían pedido.

Tras la participación de Juanes, muchas personas comenzaron a abandonar la plaza, pues muchos habían pasado más de cuatro horas bajo el inclemente sol veraniego, que produjo, además, decenas de desmayos y deshidrataciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento