España dice adiós a Kosovo tras un polémico anuncio de retirada después de diez años

  • Carme Chacón lo anunció por sorpresa en el mes de marzo.
  • La noticia suscitó malestar en la OTAN y en Estados Unidos.
  • La última queja, la del próximo embajador de EE UU en España.
Un control de las tropas españolas en Kosovo.
Un control de las tropas españolas en Kosovo.
ARCHIVO

Con la llegada este sábado de los últimos soldados de Kosovo, España echa el cierre definitivo a una misión en la que ha participado diez años y cuya retirada ha levantado polémica, la última a cargo del próximo embajador estadounidense en España.

El anuncio de retirada de Kosovo fuehecho por Carme Chacón el pasado 19 de marzo. Seis meses después en la base España de Istok no queda ni un sólo soldado español, pero ese anuncio provocó y sigue provocando reproches.

El pasado martes, el futuro embajador de EE UU en España, Alan Solomont, recordó que "se tomó sin consultas con los aliados y afirmó que "la falta de sorpresas es un buen principio para la diplomacia internacional", en referencia al modo en que España -que no reconoce la independencia kosovar- anunció la salida de las tropas.

Esta crítica, que se suma a otras anteriores expresadas por la administración americana y la OTAN. El asunto también levantó discrepancias en la política nacional y sirvió de enfrentamiento entre el PP y el Gobierno.

España ha participado en la misión KFOR, liderada por la OTAN, desde 1999 y en ese enclave balcánico se desplegó sobre todo en "Base España", que ha tenido como zona de actuación unos 470 kilómetros cuadrados en la comarca de Istok, al norte.

Además, ha trabajado con un destacamento en el Valle de Osojane para dar protección a los refugiados serbios que han retornaron a la zona. Durante los diez años de misión han participado unos 23.000 militares, de los que nueve fallecieron. Los soldados españoles han realizado más de 57.000 patrullas y participado en 240 misiones de desactivación de explosivos.

La resolución 1244 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, de 10 de junio de 1999, autorizó el despliegue de una fuerza multinacional liderada por la OTAN para contribuir al proceso de consolidación de la paz y la estabilidad en Kosovo.

Se trataba de asegurar la libertad de movimientos de las etnias, proporcionar seguridad a las minorías, proteger los bienes patrimoniales, reconstruir infraestructuras y mantener contactos con las autoridades civiles, religiosas, ONG y población civil.

La fuerza internacional, denominada KFOR, que ha contado con unos 16.000 efectivos de 24 naciones miembros de la OTAN y de otras 11 no integradas en la Alianza Atlántica, ha cubierto toda la geografía de la provincia, que está dividida en sectores dirigidos por Estados Unidos, Suecia, Francia, Alemania e Italia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento