La Mancha será ahora el infinito y más allá, y Don Quijote y Sancho cambiarán a Rocinante y Rucio por dos naves espaciales que se lanzarán contra los asteroides que amenacen la Tierra. Así lo han decidido los científicos de la Agencia Espacial Europea (ESA), que preparan una misión que estudiará las formas de desviar los asteroides que amenacen nuestro planeta. El proyecto ha sido bautizado como Don Quijote y las naves se llamarán Hidalgo y Sancho. Así, mientras la primera tendrá como objetivo chocar contra el asteroide para desviar su curso, su escudera, Sancho, se dedicará a monitorizar el impacto.