Las deudas se han reducido por primera vez en 15 años

  • El endeudamiento de familias y empresas ha bajado en 501 millones en un año.
  • Con la crisis se han pedido más préstamos, pero se han dado menos.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA.

Por primera vez desde 1994, los malagueños aumentan lo que tienen ingresado en sus cuentas bancarias a la vez que han reducido sus deudas, según los últimos datos del Banco de España.

Las familias y empresas guardan en bancos, cajas y cooperativas de crédito 20.687 millones de euros, 905 millones más que en 2008. Mientras tanto, el frenazo en los préstamos ha hecho que el ritmo de endeudamiento se reduzca en 501 millones de euros (en total, los malagueños deben 46.491 millones de euros).

«Esto se debe a que los bancos han puesto más dificultades para dar préstamos, no a que la gente haya decidido endeudarse menos. Al contrario, con la crisis se han solicitado más créditos», sostiene el director del Instituto Andaluz de Estudios Financieros, Ángel Yagüe.

Rodeados de deudas

Es llamativo cómo vivir por encima de las posibilidades se ha convertido en un modo de vida a lo largo de los años: hace dos décadas el capital acumulado por los malagueños superaba en un 20% a sus deudas. Ahora, debemos más del doble de lo que tenemos.

En 1988, con muchísima menos población, los ahorros de la provincia ascendían a 3.117 millones, frente a los 2.554 millones que tenían pendientes de pagar en créditos. Entre 2006 y 2007, por ejemplo, el importe de los préstamos creció un 14%, más del doble de lo que aumentaron los ahorros en bancos y cajas (6%).

Actualmente, los malagueños deben en una proporción similar a bancos y a cajas de ahorro, aunque las segundas acumulan el 56% del dinero que guardamos. El 34% se encuentra depositado en bancos y el 10%, en cooperativas de crédito.

Lo ideal, tener tanto como lo que debes

Para que la economía no se estanque «lo ideal es que se deba lo mismo que los que se tiene», afirma el director de la empresa Instituto Andaluz de Estudios Financieros, Ángel Yagüe. «En todo caso no sería malo un ligero endeudamiento por encima».

Ésa sería la proporción idónea entre la situación de los años 80 y la actual. La facilidad para obtener crédito y el abaratamiento de los pagos gracias a préstamos que se abonan durante más tiempo ha abierto las puertas a una sociedad consumista, explica Yagüe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento