Comunidad Valenciana

Los Agentes de la Policía Local reciben clases para no eliminar pruebas de sucesos

Alguien llama al 092 indicando que ha oído ruidos extraños en un vivienda de Valencia. Una patrulla de la Policía Local se acerca y descubre que ha habido un asesinato. Aquí es donde comienza un protocolo de actuación para evitar que las pruebas del crimen queden invalidadas.

Durante este semana el sindicato CSI·F ha organizado unas jornadas para que los agentes municipales sepan como actuar en este tipo de casos, ya que como explicó el criminólogo Jesús Saiz, en el 80% de los casos es la Policía Local la que llega primero al lugar de los hechos.

En primer lugar, cuando llegan a la vivienda, tienen que acordonar la zona, evitar que salga o entre gente del edificio y acceder al domicilio como máximo dos personas para que no dejen demasiadas huellas.

Además, tienen totalmente prohibido tocar cosas, así como estornudar, comer y fumar. En todo caso, si han tenido que mover algún objeto para atender a la víctima, después tendrán que recordar cómo estaba para comunicárselo a la policía científica.

Si se ha producido un incidente en la calle, como por ejemplo un accidente de tráfico o un atropello, tienen que evitar que la gente se acerque a la zona, ya que los criminólogos sólo tendrán una oportunidad para poder recoger pruebas. El criminólogo Jesús Saiz también enseña a los policías locales los métodos para encontrar huellas y también para aprender a protegerlas. Lo mismo sucede con fotografías forenses y los lugares donde puede haber ADN.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento