Rubalcaba: "La prostitución es un oficio que por su degradación casi debería prohibirse"

  • El ministro del Interior cree preciso que exista un acuerdo político y social importante para abordar este tema.
  • Apuesta por analizar lo que se ha hecho en otros países.
  • Dice que no es un secreto que sus preferencias personales caminan por otros derroteros que estar en un Ministerio.
El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante una intervención en el pleno del Congreso.
El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante una intervención en el pleno del Congreso.
EFE

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, opinó este jueves que la degradación que supone la prostitución hace que, desde una cierta perspectiva, sea un oficio que "casi debería ser prohibido".

Rubalcaba hizo estas declaraciones en Telecinco al ser preguntado sobre el debate en relación a la regulación o no de la prostitución, días después de que el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, se mostrase partidario de regular esta práctica, una postura compartida por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

El ministro del Interior consideró preciso que exista un acuerdo político y social importante para abordar este tema, aunque se trate con "sosiego" y pensándolo "bien".

"Es cierto que es un oficio que tiene un elemento de degradación inevitable y, por tanto, desde una cierta perspectiva, es un oficio casi que debería ser prohibido porque usted no puede ejercer un oficio que supone por sí solo una degradación, aunque es cierto que puede decir que cada uno hace con su cuerpo lo que quiere; es un debate complejísimo, poliédrico", comentó Rubalcaba.

Búsqueda de una solución

Aunque es partidario de analizar lo que se ha hecho en otros países, cree que ninguno parece que haya dado con una solución.

Mientras se busca una solución, se ha abordado el problema "insoportable" de la trata de mujeres, porque un alto porcentaje de las que ejerce la prostitución no ha decidido hacerlo. "Simplemente está ahí porque alguien le engañó, porque le extorsionan, le chantajean y como el tema es tan extendido hemos hecho un plan contra eso", argumentó.

El ministro se refirió a los anuncios de prostitución que se publican en los periódicos y señaló que sería razonable que los diarios se planteen si siguen haciendo esa publicidad o no, si la regulan o si quitan lo más duro de la misma.

Por otra parte, se declaró muy amigo del ex ministro de Economía Pedro Solbes y afirmó que él sabía que "se iba a ir". Cree que a Solbes le ha llegado la hora de descansar, cosa que él mismo dice de sí mismo, porque, según ha dicho, no es un secreto que sus preferencias personales, a estas alturas, caminan por otros derroteros que estar en un Ministerio como el que está.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento