EN COLABORACIÓN CON TELEFÓNICA
Los hermanos Nico y Lucas Eguibar.
Los hermanos Nico y Lucas Eguibar.
TELEFONICA

La historia del ‘snowboarder’ Lucas Eguibar y su hermano, con daño cerebral: “El triunfo puede venir o no, pero hay que luchar”

  • La vida de Lucas Eguibar cambió el día que su hermano Nico sufrió un grave accidente de tráfico. Sin embargo, en este episodio de Mejor Conectado, una iniciativa de Telefónica, narran cómo han aprendido a convertir las dificultades en una motivación para luchar juntos y cumplir sus sueños.

Cuando se trabaja para conseguir una meta el camino no siempre es fácil. Hay momentos de duda y sacrificio, por lo que tener una fuerte red de apoyo es fundamental. En estos casos la familia suele ser ese cimiento sobre el que se construye una exitosa carrera y que consigue dar la vuelta a los reveses que puedan llegar.

Esta es la historia de Lucas Eguibar, un joven snowboarder que comparte la lucha que le une con su hermano Nico en este episodio de Mejor Conectados, una iniciativa de Telefónica. Muy unidos desde su infancia, ambos vieron como su vida daba un giro en otoño de 2013 y les unía en una batalla diferente a todo a lo que se habían enfrentado antes.

Cuando el deportista vasco se encontraba centrado en su preparación para los Juegos Olímpico de Sochi (Rusia) 2014 recibió una llamada inesperada. “Cuando llegué a la sala, lo único que recuerdo son las palabras: coma y daño cerebral”, se sincera Lucas. Su hermano Nico había sufrido un grave accidente de tráfico. 

Una despejada tarde de septiembre de 2013, Nico volvía a casa en moto después de trabajar. Al dar una curva, se encontró con un coche parado incorporándose a un camino y, al frenar, derrapó y cayó, golpeándose la cabeza. El impacto para la familia fue muy duro. “Sochi desapareció de mi norte”, confiesa Lucas, que dejó de lado los entrenamientos para centrarse en la recuperación de su hermano.

“Tenía que dedicar el tiempo a la familia y sabía que tenía que entrenar, que venían los Juegos Olímpicos, pero no podía dejarnos a las otras solas. Dejar a Nico en el hospital para él era imposible”, narra su hermana Sara sobre esa difícil etapa. Afortunadamente, la evolución del mayor de los Eguibar era muy positiva y logró salir de peligro, aunque le quedaron unas serias secuelas.

De repente, Nico se encontraba teniendo que enfrentar una batalla que no esperaba y para la que no sabía si tenía fuerzas. Con su hermano habiendo superado el coma, Lucas volvió a coger la tabla y, tal y como explica su madre, Graciela, este fue el impulso definitivo para que Nico empezara a trabajar de verdad para recuperarse.

Consciente de que ambos compartían el propósito de alcanzar sus metas por duro que fuera el camino, Nico le propuso un trato a su hermano: “Vale, yo me rehabilito, pero tú le ganas a estos americanos o tú le ganas a estos austríacos”.

Mientras Lucas descendía por empinadas laderas nevadas, Nico asistía diligentemente a sus clases de dicción y equilibrio. “Ahí empieza la lucha paralela de los dos, claro, era un trabajo paralelo, pero los dos siempre apoyándose el uno al otro”, resume su hermana.

Aunque en dos ámbitos muy diferentes, Lucas y Nico tienen la conexión del trabajo duro y los progresos y alegrías de uno son el motor del otro. “Yo cuando volvía después de entrenar y volvía a casa y le contaba que había entrenado muy bien, él se ponía muy contento y tenía más ganas de trabajar”, argumenta el snowboarder, que insiste en que “gracias a su evolución, las ganas que le ponía, cómo se alegraba cada cosa” ha conseguido llegar al máximo nivel.

La dedicación y el esfuerzo para triunfar

“Me machaco cada día para intentar ser el primero. Eso es lo que quiero ser en mi vida. Quiero ser snowboarder y quiero ser el mejor”, sentencia, firme, Lucas Eguibar. Para él, la nieve ha sido de gran ayuda durante estos duros momentos: “Cuando me pongo una tabla, es mi medio. Me relajo”.

“Se dedica en cuerpo y alma a lo que quiere para llegar a conseguir su meta”, comparte el snowboarder olímpico Regino Hernández. Por su parte, el exentrenador nacional de esta disciplina, Israel Planas, hablaba de la misma manera de Eguibar: “Tiene esa paz y ese control innato. Es un luchador, un guerrero”. El que fuera preparador nacional de ambos deportistas falleció meses después de participar en este documental.

“Me machaco cada día para intentar ser el primero. Eso es lo que quiero ser en mi vida. Quiero ser snowboarder y quiero ser el mejor”

La lucha sigue en casa y ha tomado dimensiones muy diferentes a la que se imaginaba el joven. “Saber de sus triunfos era un respiro para luchar más, para seguir adelante”, reconoce su hermano Nico. El esfuerzo ha dado sus frutos y, además de participar en tres Juegos Olímpicos (Sochi 2014, Pyeongchang 2018 y Pekín 2022), Lucas ha conseguido la medalla de oro en campo a través individual el Campeonato Mundial de Snowboard de 2021. Pase lo que pase, sea la meta que sea, los hermanos Eguibar tienen claro que rendirse nunca es una opción y que su conexión les hace más fuertes. Por ello, Nico concluye: “El triunfo puede venir o puede no venir, te puedes ir a la mierda, pero hay que luchar”.

Lucas Eguibar haciendo ‘snowboard’.
Lucas Eguibar haciendo ‘snowboard’.
TELEFÓNICA

Conexiones que ayudan a superar las dificultades

En ocasiones, situaciones tan duras como la que vivió la familia Eguibar logran demostrar que las conexiones que nos unen con los demás son fundamentales para poder hacer frente a las dificultades. Ese es, precisamente, el mensaje de Mejor Conectados, una iniciativa de Telefónica que busca visibilizar el talento e inspirar conexiones para que las personas se sientan capaces de lograr lo que se propongan.

"Queremos hacer nuestro mundo más humano conectando la vida de las personas", expone José María Álvarez-Pallete, presidente de la compañía. "En Telefónica, creemos en un mundo más humano. Un mundo que se mueve gracias al talento de las personas. Por eso apoyamos el talento como mejor sabemos: conectándolo. Mejor Conectados quiere ser un lugar donde inspirarse, encontrarse, conectar y lograr cosas increíbles", profundiza Rafael Fernández de Alarcón, director de Marketing Global de la multinacional.

El apartado 'Inspírate' recoge historias protagonizadas por diferentes personajes como el tenista Rafa Nadal, el chef Ferrán Adrià, la nadadora paralímpica Teresa Perales, el triatleta Javier Gómez Noya o el exjugador de baloncesto Nacho Azofra, donde narran cómo hicieron posibles grandes logros. 'Aprende' es la otra sección y aquí puedes encontrar una serie de consejos y reflexiones que pueden servirte de inspiración y aprendizaje, algunas de ellas vienen de la mano de figuras como Molo Cebrián, Marta Gilart, Gemita, Iñaki Gabilondo, Toni Nadal, María Zabala o Amaya Valdemoro.

  • REALIZADO POR ALAYANS STUDIO
    Este contenido ha sido elaborado por ALAYANS STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.