Los perros se suben a las tablas de surf en una singular competición en San Diego

  • Cuatro mil personas presenciaron el certamen canino acuático.
  • Los perros compiten por una corona y una jugosa galleta.
  • El festival terminó con un desfile de perros disfrazados.
Uno de los participantes en la competición canina de surf de San Diego.
Uno de los participantes en la competición canina de surf de San Diego.
Armando Varela / EFE

Una singular comptición atrae cada año a un nutrido público a la playa de North Beach, en San Diego, que disfruta de ver cómo unos simpáticos perros se suben en una tabla de surf y sortean las olas como unos profesionales bípedos.

Al certamen, organizado con el propósito de apoyar las causas del Centro para Animales Hellen Woodward, asistieron el pasado fin de semana casi 4.000 personas.

A pocos ganadores se les vio tan felices como a Buddy, al recibir el trofeo -una enorme y suculenta galleta- que lo identifica como el campeón de la Cuarta Maratón Anual de Surfistas de la playa de North Beach.

Compiten por una galleta

Buddy no es cualquier deportista. Es un pequeño y habilidoso perro de raza Jack Russell Terrier que derrotó a otros cien cuadrúpedos como él, en el mayor evento de su género en California: la maratón de perros surfistas de Playa Perro, como se le conoce coloquialmente a North Beach.

Los ocho finalistas que compitieron por la corona -y la galleta- tuvieron que pasar una a una las rondas clasificatorias de acuerdo con su tamaño (pequeños, medianos, grandes y extra grandes), así como una válida sobre la tabla con sus amos.

En la ronda final, dos Golden Retrievers -Kalani y Ricochet-, dos Jack Russell Terrier -Kia Pet y Buddy-, dos Bulldogs Ingleses -Callie y Dozer- y un Bernés de montaña -Nani- se enfrentaron todos contra todos.

Navegar sin dueño

La puntuación de los jueces se basó en la longitud del trayecto, el tamaño de la ola y los malabarismos que pudieron hacer los canes sobre la tabla, ya fuera que caminaran, giraran o ladraran, en un lapso de 20 minutos.

Navegar sin dueño otorgaba más puntos que surfear acompañado y estar en las cuatro patas generaba mejor puntuación que acostarse en la tabla.

La seguridad de los animales también fue fundamental durante el evento, por lo que todos los participantes llevaban chalecos salvavidas y utilizaban tablas especiales hechas de anime y no de fibra de vidrio.

Desfile de disfraces

Al final, un intrépido Buddy se llevó merecidamente la corona pese a la gran popularidad e historial de Dozer -un bulldog que ha ganado en los eventos anteriores- y al masivo apoyo que recibió Louie, un labrador negro al que sus fanáticos alentaron con pancartas y mucha algarabía.

En su campaña por recolectar fondos para el refugio que manejan, así como para sus tareas generales de protección animal, los organizadores también llevaron a cabo una feria de productos especializados y le agregaron un cómico desfile de disfraces, que este año ganó una pequeña perrita salchicha llamada Shakira, en un fulgurante atuendo de langosta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento