Discos compactos y DVDs expuestos en una tienda
Discos compactos y DVDs expuestos en una tienda. REFRACTEDMOMENTS

Los productores de música españoles han vuelto a rebajar las cifras de ventas de álbumes necesarias para que un artista obtenga un Disco de Oro o de Platino. Para ganarse el primero hay que vender 30.000 copias (40.000 hasta ahora); para el segundo, 60.000 (antes, 80.000).

Las cantidades originales (50.000 y 100.000) son hoy día, en opinión de Antonio Guisasola, presidente de Promusicae, "auténticas quimeras", ya que, según un informe publicado este miércoles por la institución, las ventas de música en España ha caído un 30,5 por ciento en el primer semestre del año. El disco más vendido durante 2008 fue Personas, de El Canto del Loco, con más de 187.000 copias.

Los soportes digitales han crecido cinco puntos y suponen ya un 17,5 por ciento de la facturación totalComo consecuencia de una crisis afecta desde hace "ocho años" a la industria, si los compradores se gastaron en 2008 126,2 millones de euros en seis meses, en 2009 sólo han desembolsado 87,7 millones, contando los soportes físicos y los digitales. Estos últimos son la "eterna esperanza" del sector. Han crecido cinco puntos y suponen ya un 17,5 por ciento de la facturación total del mercado.

Las descargas legales de música en portales han subido un 68 por ciento: alcanzaron los 7,1 millones. Por otro lado, el negocio de los tonos para los móviles y de las descargas de canciones a través de los teléfonos, que en años anteriores pareció "prometedor", ha sufrido en el primer semestre del año un "frenazo drástico" del 37,4 por ciento, al pasar de recaudar 10,2 millones de euros a 6,4 millones.