Un hombre de 43 años y vecino de Alboraya permanece en estado "muy grave" en el Hospital Clínico de Valencia, al que fue trasladado el domingo desde el comarcal de Sagunto, tras una cogida durante uno de los espectáculos taurinos de las fiestas Patronales de Montanejos (Castellón), según han informado fuentes del centro hospitalario. La cogida se produjo durante el último espectáculo del bou embolat

El hombre presenta "traumatismo craneoencefálico y facial grave", está sedado y con ventilación mecánica. Su pronóstico es muy grave", según fuentes sanitarias.

La cogida se produjo sobre la 1.00 de la noche del sábado al domingo, durante el último espectáculo del bou embolat que se celebraba en la plaza de la Iglesia de esa localidad, según han explicado fuentes de la Guardia Civil de Castellón.

En un primer momento el hombre fue trasladado al Hospital Comarcal de Sagunto, pero la gravedad de las lesiones que padecía obligaron a trasladarle al Hospital Clínico de Valencia.

Ocho fallecidos

Los encierros que se celebran cada verano en fiestas patronales han dejando este año ocho fallecidos, el doble que en 2008, cuando hubo cuatro víctimas mortales.

El pasado 18 de agosto murió un chico de 16 años arrollado por un manso en el encierro de Cabanillas (Navarra);  un joven de 27 años falleció en los Sanfermines de Pamplona; un hombre de 53 años en Peñafiel (Valladolid).

Otro de 65 años murió en Hellín (Albacete); un niño de diez años en Pinseque (Zaragoza); un hombre que permanecía ingresado después de ser corneado por un toro en las fiestas patronales de Borriol (Castellón); un hombre de 35 años falleció el pasado día 6 tras la cogida sufrida en los festejos taurinos en la localidad valenciana de Massamagrell.

La octava víctima mortal de 2009 fue un joven de 23 años, quien falleció el pasado 12 de septiembre en el Hospital Obispo Polanco de Teruel, tras las heridas sufridas al ser arrollado por un toro y golpearse contra las barreras metálicas utilizadas en el 'Toro Embolao' de Villarquemado.