Los castellano-manchegos, los que menos se someten a revisiones de cáncer de próstata

  • Son los españoles que menos acuden al urólogo.
  • Según el reciente estudio 'El conocimiento del cáncer de próstata entre los hombres españoles'.
  • MÁS NOTICIAS DE TOLEDO
Los tumores tratados con el virus del sarampión experimentaron una regresión del 20%
Los tumores tratados con el virus del sarampión experimentaron una regresión del 20%
AGENCIAS

Los castellano-manchegos son, por comunidades autónomas, los españoles que menos acuden al urólogo para someterse a revisiones periódicas que permiten diagnosticar de manera precoz el cáncer de próstata, según el reciente estudio "El conocimiento del cáncer de próstata entre los hombres españoles".

Se trata de una investigación que ha sido realizada por el Círculo de Braquiterapia Prostática (CBP) en torno al grupo de riesgo del cáncer de próstata: hombres a partir de los 50 años, y que se ha centrado en las siguientes comunidades autónomas: Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla-León, Cataluña, País Vasco, Galicia, Comunidad Valenciana y Madrid.

Entre el 64% de castellano-manchegos que no visita regularmente al urólogo, destaca que el 45% no acude por desinterés, mientras que un 14% no lo hace por desconocimiento y otro 5%, por miedo.

Por otro lado, los castellano-manchegos mayores de 50 años son los varones españoles que menos saben a qué edad existe mayor riesgo de sufrir cáncer de próstata, pese que se encuentran dentro del grupo de riesgo de padecerlo. Asimismo, existe un amplio desconocimiento (36%) de que el cáncer de próstata es el segundo tipo de tumor que más fallecimientos provoca en hombres en nuestro país, después del de pulmón.

Otro de los puntos destacables del estudio se centra en comprobar si el médico de familia aconseja la realización de revisiones periódicas para descartar la presencia de cáncer de próstata. Según el 58% de los encuestados, su médico de familia no le recomienda la realización de este tipo de revisiones urológicas.CONOCER LOS SÍNTOMAS

Los castellano-manchegos son también los españoles que menos conocen cuáles son los síntomas de esta neoplasia. Sólo el 26% afirma conocerlos, aunque un escaso 19% de ellos acierta en señalar que el cáncer de próstata no presenta síntomas observables hasta que está muy avanzado.

Destaca, por otro lado, que el 92% de los castellano-manchegos identifique como principal síntoma la necesidad frecuente de orinar, dolor en la zona abdominal (58%) y la impotencia sexual (58%). Estos datos demuestran, así, un desconocimiento generalizado del carácter asintomático del cáncer de próstata en sus primeras fases.PREVENIR EL CÁNCER DE PRÓSTATA

Ese desconocimiento sobre los síntomas se detecta también en los métodos para prevenir el cáncer de próstata. El 73% de los castellano-manchegos encuestados desconoce cómo se previene este tipo de tumor.

Asimismo, el 86% no sabe en qué consisten las pruebas para detectar el cáncer de próstata. Un porcentaje que se repite en cuanto a desconocimiento de los tratamientos para combatir esta neoplasia.

El estudio revela que los hombres castellano-manchegos de más de 50 años aún no están concienciados sobre la importancia de someterse a pruebas urológicas anuales para detectar de manera precoz la existencia de cáncer de próstata, a pesar de pertenecer al grupo de riesgo de padecerlo. Cuando este tipo de tumor se detecta en sus fases iniciales, las posibilidades de curación aumentan en un 85% de los casos. Además, es posible aplicar tratamientos menos agresivos para el paciente, tales como la braquiterapia prostática.SOBRE LA BRAQUITERAPIA PROSTÁTICA

La braquiterapia prostática consiste en la implantación de semillas radioactivas de Iodo-125 directamente en el interior de la próstata, consiguiendo unos índices de curación similares a los de la cirugía radical o la radiación externa. Además, disminuye notablemente la posibilidad de que la radiación alcance los órganos sanos adyacentes (recto y vejiga), por lo que efectos secundarios como la impotencia sexual o la incontinencia urinaria se ven minimizados, lo que permitirá al paciente mejorar su calida de vida.

Otra gran ventaja de este tratamiento consiste en que al ser una operación relativamente sencilla, no requiere incisión quirúrgica y la estancia hospitalaria se reduce a menos de 24 horas, por lo que el enfermo puede retomar sus actividades diarias en poco tiempo.

Por otra parte, este tratamiento puede realizarse cuando el tumor se encuentra en su fase inicial o en grados intermedios, con unos porcentajes de curación a los 5 años, según los grupos de riesgo de enfermedad, entre un 84% a 95%.

Un diagnóstico precoz del cáncer de próstata permite tasas de curación superiores al 90%. Por ello, es fundamental que todos los hombres se realicen una revisión anual a partir de los 50 años y, en caso de existir antecedentes familiares de esta neoplasia, a los 45 años.DATOS DEL ESTUDIO

El estudio "El conocimiento del cáncer de próstata entre los hombres españoles" ha sido realizado mediante encuesta telefónica a una población de 800 hombres de 50 años y más, durante el mes de mayo de 2009, centrándose en las siguientes comunidades autónomas: Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla-León, Cataluña, País Vasco, Galicia, Comunidad Valenciana y Madrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento