Rayos X, cámaras dentro de las paredes... Los sistemas de la Policía para dar con el cadáver emparedado de Sibora en Torremolinos

Sibora, la joven ítalo-albanesa llevaba desaparecida desde 2014. Se había mudado tres años antes a España con Marco y ha sido precisamente en la casa que compartían donde los agentes encontraban este martes su cuerpo. Estaba en un cajón de madera entre dos paredes y se cree que el detenido podría haber utilizado ácido para intentar deshacerse de él.
La Policía Nacional ha localizado este martes el cadáver de Sibora Gagani
ATLAS
Sibora, la joven ítalo-albanesa llevaba desaparecida desde 2014. Se había mudado tres años antes a España con Marco y ha sido precisamente en la casa que compartían donde los agentes encontraban este martes su cuerpo. Estaba en un cajón de madera entre dos paredes y se cree que el detenido podría haber utilizado ácido para intentar deshacerse de él.
La Policía Nacional ha localizado este martes el cadáver de Sibora Gagani.
Atlas

La Policía Nacional usó un sistema de rayos X para detectar los restos mortales de Sibora Gagani, la joven de origen albanés y nacionalidad italiana desaparecida en 2014, en el piso que compartió en Torremolinos, Málaga, con Marco R., que actualmente se encuentra en prisión por el presunto asesinato de su expareja Paula en esta misma población el pasado mes de mayo.

Fuentes policiales han informado de que, tras cuatro registros en la vivienda, los agentes lograron este martes descubrir una bolsa de basura con restos humanos oculta tras una pared del inmueble, ubicado a escasos metros de la Policía Local y el Ayuntamiento.

Para ello los agentes han contado con la colaboración de la unidad de sistemas especiales de la Subdelegación General de Logística e Innovación (SGLI) y con el empleo de un sistema de rayos X.

Intentó hacer desaparecer el cuerpo con ácido

Los restos de la mujer estaban en una bolsa de basura, en el interior de un cajón de madera oculto entre dos paredes de la vivienda, han explicado fuentes policiales.

En registros anteriores los agentes usaron pequeñas cámaras para intentar detectar el cuerpo tras hacer pequeñas perforaciones en la pared y, posteriormente, cuando el presunto asesino confesó que había usado ácido para intentar hacer desaparecer el cuerpo, la Policía hizo una nueva entrada y registro en la casa para comprobar si había presencia de algún resto de químico que ayudase a esclarecer lo sucedido.

La Policía buscó el cadáver de Gagani entre las paredes del inmueble en el que había convivido con Marco R. después de que este confesara que la mató y emparedó tras ver una imagen suya en un tablón de anuncios en las dependencias policiales.

Tras estas declaraciones, siempre de forma extraoficial, sin presencia de su abogado y la autoridad judicial, puesto que no las quiso ratificar ante el juez, los agentes reactivaron la búsqueda de la joven y se centraron en dicha vivienda, en la que actualmente viven otros inquilinos, que han colaborado en todo momento con los agentes.

El Ayuntamiento de Torremolinos ha declarado un día de luto oficial y las banderas ondearán a media asta, según han informado fuentes municipales, que han precisado que además tienen previsto una concentración silenciosa en la puerta del consistorio a las 12:30 horas.

Marco R., de nacionalidad italiana, fue detenido el pasado mes de mayo después de matar presuntamente a cuchilladas a su expareja Paula, de 28 años, en el piso que habían compartían en este municipio.

No había denuncias previas por violencia de género entre la pareja, pero el investigado estaba incluido en el Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género, conocido como VioGén, por dos relaciones anteriores, una de ellas incluso con medidas cautelares.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento