Estación del Norte, en Madrid
Fachada principal de la antigua estación. Jorge París

La antigua Estación del Norte cada día que pasa se deteriora más. Pese a la remodelación a la que se sometió en los noventa, que dio origen al centro comercial Príncipe Pío y a la reforma del intercambiador, la vieja terminal de trenes lleva casi veinte años abandonada a su suerte.

Se especuló con la posibilidad de que albergase un teatroAunque en un principio se había especulado con la posibilidad de que albergara un teatro, a día de hoy su futuro es incierto.

Mientras, los vecinos e Izquierda Unida han denunciado en repetidas ocasiones estar hartos de "cristales rotos y grafitis", y eso que está catalogada como Bien de Interés Cultural.

De mano en mano

El pasado mes de junio, Adif se convertía de nuevo en su propietaria (antes lo fue Renfe) tras firmar un convenio con Riofisa, empresa dueña del centro comercial.

Pese a haber cambiado de dueños, tampoco se sabe lo que albergará la vieja estación. "Se le dará algún uso, quizá cultural, pero aún no hay ninguna fecha prevista para que empiecen las obras", indicaron a 20 minutos fuentes de Adif, que matizaron que el conjunto histórico "está siendo ahora objeto de estudio para determinar exactamente los puntos en que necesita ser rehabilitado".

Respecto al deterioro al que hacen referencia los vecinos y la oposición de la antigua terminal, Adif se defiende argumentando que se han efectuado labores de mejora en la cubierta por valor de 140.000 euros.