Nagore Robles recuerda su llegada a la boda de Rocío Carrasco y Fidel Albiac: "Tuve que parar en un bar de carretera a ponerme el vestido"

Nagore Robles, Alba Carrillo y Rocío Carrasco.
Nagore Robles, Alba Carrillo y Rocío Carrasco.
MEDIASET
Nagore Robles, Alba Carrillo y Rocío Carrasco.

Rocío Carrasco ha acudido este jueves a Nos hemos liado, el video-pódcast de Nagore Robles y Alba Carrillo en Mtmad, y, aprovechando que se encontraban entre amigas, han recordado algunas de sus anécdotas más divertidas.

Tanto la exgranhermana como la modelo tienen una estrecha relación con la hija de 'La Más Grande', motivo por el que ambas fueron a su boda con Fidel Albiac en 2016. Aunque parece que la vasca estuvo a punto de no ir, tal y como han contado.

La presentadora de Pesadilla en el Paraíso ha contado que, en principio, no iba a ir. "No voy a ir si ella no me lo dice", pensó entonces. Sin embargo, Rocío Carrasco decidió convencerla por teléfono: "Poniéndose el vestido (estaba) llamándome: 'Tienes que venir. Como no vengas...'".

"Me costó la vida", añadió Carrasco y contó que Nagore Robles le preguntó si, quizá, incomodaría a Sandra Barneda, que estaba en la boda y ese año acababan de empezar su relación. "Que no me importa, ¿quién se casa? ¡La novia soy yo, te quiero ver!", exclamó.

Una vez convencida, la presentadora comenzó a pensar en cómo prepararse rápidamente: "¿De dónde me saco yo ahora un vestido, un maquillaje? Pues me planto en Pronovias y le digo 'necesito un vestido para esta tarde. Por favor, un vestido que me quede como un guante'".

"Enfrente estaba El Corte Inglés y, en estos sitios donde te maquillan para hacer pruebas... Dije: 'Aquí me pongo, pruébame'", ha continuado narrando Nagore Robles en el pódcast. "Una amiga me llevó rápidamente. Yo llevaba el vestido colgado en el coche, me tuve que parar en un bar de carretera a ponérmelo".

"Como Lluvia de estrellas: entró un señor con pingajos, que era yo poco menos que un rockero, y salió del baño una señora con un vestido y una cola", ha bromeado. "Subo a la habitación (del hotel), me asomo por la ventana y veo que ya está llegando al altar. '¡Maricón, he llegado tarde!'".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento