Vigo ha sufrido este verano un "descenso importante" en sus niveles de ocupación hotelera, según concluye el Observatorio Turístico de la Provincia que este verano puso en marcha la Diputación de Pontevedra.

Por el contrario, Sanxenxo y O Grove han registrado niveles altos de ocupación durante agosto

Los datos aportados ponen de relieve que las Rías Baixas, a pesar de la crisis, se consolidan como referente turístico en el norte de España. Así, la Provincia de Pontevedra registró una ocupación del 85% en agosto, lo que supone un 7% menos que en 2008 y un incremento sustancial con respecto a julio, que registró poco más de un 67%.  

A pesar de ello el presidente de Turismo Rías Baixas, José Manuel Figueroa, aseguró que "la caída es mucho menor que en otros destinos turístico", si bien precisó que al entrar en detalles hay "situaciones dispares".

Así, mientras Pontevedra desciende un 1% con una ocupación media del 77%, Vigo sufre un descenso más acusado de 5 puntos, con el 82% de las camas ocupadas.

Sanxenxo se consolida

Por el contrario, lugares costeros como Sanxenxo, referencia turística en las Rías Baixas y población con mayor número de visitantes, se sitúa en algo más del 87% manteniendo el nivel de 2008. O Grove, por su parte, ha rozado el lleno con el 94%.

"Lo que cambian son las preferencias", dijo Figueroa al referir que, mientras el turismo rural ha descendido en 10 puntos, los viajeros que han optado por la opción del camping han crecido sustancialmente.