Javier Cruz
El homicida confeso de Laura Alonso, Javier Cruz, a su llegada a los juzgados de Ourense. Pablo Araújo / EFE

Discutieron, ella lo abofeteó y él respondió agarrándola del cuello. Ésta ha sido la declaración de Javier Cruz, homicida confeso de la joven Laura Alonso, que ha comparecido este miércoles ante la titular del Juzgado de Violencia de Género de Ourense, según publica la edición digital de El faro de Vigo.

Según ha relatado el presunto homicida, ambos habían mantenido una relación sexual de mutuo acuerdo, tras la cual iniciaron una fuerte discusión. Cruz destaca que la víctima estaba celosa ya que él acababa de regresar de un fin de semana en la playa junto a su novia actual.

El ex novio de la joven fue detenido el domingo tras ser hallado el cuerpo de la chica en una pista forestal de Toén, una semana después de su desaparición. Desde entonces permanece en prisión sin fianza en el Centro Penitenciario de Pereiro de Aguiar.

Cruz ha afirmado que, tras la agresión, Laura se desvaneció, ante lo que él pensó que había perdido el conocimiento. Cuando comprobó que la joven había fallecido se deshizo de sus objetos personales y, finalmente, de su cadáver, según ha relatado. Tras ello, Cruz asegura haberse dirigido a su casa y haber continuado con sus actividades cotidianas hasta su detención. Asimismo, ha dicho no tener conciencia de haber utilizado la chaqueta que apareció alrededor del cuello de la joven para asfixiarla.

Por último, el presunto autor de la muerte ha asegurado también que sus encuentros con la víctima tenían un objetivo sexual, que mantenían dichas citas desde hace unos dos años a espaldas de sus respectivas parejas y que no les unía ningún otro tipo de sentimiento.