Disponer en Euskadi de la información del tráfico de las provincias limítrofes al mismo tiempo que los conductores, desde otras zonas del Estado, tienen a su alcance la situación de la circulación en el País Vasco. Es lo que va a permitir el convenio que firmarán en breve la DGT y la Dirección de Tráfico del Gobierno vasco.


Ambas organizaciones podrán compartir, de este modo,  las imágenes que recogen las cámaras en las carreteras e informar así del estado  del tráfico. La DGT podrá dar a conocer a los conductores del resto de España de la situación de la circulación en Euskadi, y la Dirección vasca podrá informar del estado del tráfico en España y, sobre todo, en las provincias limítrofes.

Algo que, hasta ahora, no era posible, ya que en Euskadi se detallaba tan sólo el tráfico de la propia comunidad. «Vamos a corregir la situación», expresó ayer el consejero vasco de Interior Rodolfo Ares.

La DGT y la Dirección vasca de Tráfico elaborarán campañas conjuntas de sensibilización


«Nos interesa lo que pasa en La Rioja, en Castilla o Cantabria, porque  el tráfico, en definitiva, tiene un efecto acordeón», señaló la directora de Tráfico del Gobierno vasco, Amparo López.


El acuerdo entre la DGT y el Gobierno vasco también alcanzará otros niveles. Así, ambas entidades elaborarán campañas conjuntas de información y de sensibilización a los conductores, explicó Ares. El convenio se pondrá en marcha hacia el mes de octubre.


La Dirección de Tráfico también reforzará el número de efectivos de la Ertzaintza que controlarán las carreteras. Una nueva promoción de ertzainas proporcionará 260 nuevos agentes al cuerpo vasco de Policía.

MENOS VÍCTIMAS DURANTE EL VERANO

El verano en las carreteras vascas se ha traducido en un total de 5 víctimas mortales. Sin quitarle gravedad al asunto, la cifra es notablemente mejor que la de pasados veranos.

Sin ir más lejos, el del año pasado se cobró la vida de 16 personas. Durante la operación salida y retorno se registró un fallecido. Los accidentes, en general, también descendieron.

Y todo ello, a pesar de que la circulación experimentó un aumento del 8%. Cada día circularon 2.059 coches.