Manuela Velasco
Manuela Velasco posa para los medios en Venecia. Efe

Convertidos en enfants terribles del cine español, Jaume Balagueró y Paco Plaza han vuelto a darse un baño de gloria a aguas del Adriático. El dúo de realizadores ha presentado hoy, en la jornada inaugural de la 66ª Mostra de Venecia, [REC]2, secuela de la aterradora cinta de zombies que revolvió a millones de espectadores en los cines. Y lo han hecho a lo grande, gustando al público. No han estado solos, Daniel Monzón y Celda 211, un drama carcelario, también han tenido su ración de aplausos. Mejor imposible.

[REC]2 arranca donde lo dejó la primera parte. El mismo edificio del Eixample barcelonés, los mismos habitantes hambrientos de carne humana a la que hincarle el diente. Pero esta vez los protagonistas no son un par de ingenuos periodistas. Ahora le ha llegado el turno a los GEOS, que se van a dar un festín. Balagueró y Plaza vuelven sobre la fórmula que tan bien funcionó hace un par de años y les ha vuelto a dar resultado. Si la cinta original tuvo remake made in USA el año pasado, no sería de extrañar que ésta sea carne de compradores de guiones.

El trío de ases españoles se completará con la película 'Gordos' Los aplausos al cine español no han acabado ahí. A las dos de la tarde, y con un calor más propio del mes de julio que del recién llegado septiembre, Celda 211 se presentaba ante la prensa. Un motín en una prisión es la chispa que va a poner patas arriba la vida del protagonista, Juan Oliver, un funcionario de prisiones recién llegado a la cárcel. Monzón se divierte y eso se nota, sobre todo, en la primera hora de cinta en la que mezcla un cóctel en el que no falta de nada: policías sedientos de sangre, presos sin miedo a nada, etarras... Y un Luís Tosar en estado de gracia.

Porque la película es Tosar, que con su interpretación de Malamadre, un tipo sin escrúpulos pero capaz de llegar al final cuando se trata de cumplir con su palabra, ha rallado a una altura digna de los mejores. Habrá que tenerle en cuenta de cara a las quinielas de los Goya.

Baarìa, un drama excesivo

Y en medio de todo esto, Baarìa, el nuevo trabajo de Giuseppe Tornatore que se ha encargado de inaugurar la sección oficial con un drama excesivo a lo largo de tres generaciones de una familia siciliana que sirven de retrato de una época a lo largo del siglo XX. La prensa ha respondido con tímidos aplausos a un drama excesivo tanto en emociones como en metraje. Siempre nos quedará Cinema Paradiso...

La Mostra acaba de arrancar y eso se nota. Pero los primeros platos fuertes llegan mañana mismo con The Road, adaptación de la obra homónima de Cormac McCarthy y con Viggo Mortensen de protagonista, y Life during wartime, el regreso de Todd Solondz a la gran pantalla cinco años después de su último largometraje. Y si esto parece poco, el trío de ases españoles se completa con la proyección de Gordos, que promete estar a la altura de [REC]2 y Celda 211.