Vídeo

Las cámaras de seguridad grabaron el apuñalamiento mortal de un joven en la puerta de una discoteca en San Sebastián

Grabación de las cámaras de seguridad Las cámaras de seguridad del apuñalamiento mortal de un joven en San Sebastián
Grabación de las cámaras de seguridad Las cámaras de seguridad del apuñalamiento mortal de un joven en San Sebastián
AGENCIA ATLAS
Grabación de las cñamaras de seguridad a las puertas de la discoteca.

Las cámaras de seguridad grabaron la muerte a puñaladas de un joven de 24 años en la puerta de una discoteca en San Sebastián en la mañana de Navidad. Al parecer un cigarrillo desató la pelea. Tres personas fueron detenidas por su presunta implicación con la agresión.  

Los hechos ocurrieron alrededor de las seis y veinte de la mañana en la Plaza Okendo de Donostia. Al lugar se desplazaron varias dotaciones policiales. A pesar de los esfuerzos del personal sanitario, el chico de 24 años fallecía en el lugar de los hechos.

Una hora después la Guardia Municipal localizaba en la calle Fuenterrabia a dos personas, una mujer de 28 años y un varón de 26, presuntamente implicadas en este homicidio, y agentes de la Ertzaintza procedieron a su detención. Posteriormente, hacia las diez de la mañana, se detuvo a una tercera persona también en la capital guipuzcoana. 

En las imágenes de la grabación de la cámara de la discoteca, se ve una discusión entre la víctima, Lukas, y los amigos de Ibai, el presunto asesino, que llega junto a una chica y se une a la discusión. La situación se ve cada vez más tensa hasta que se producen los primeros puñetazos. 

Navaja escondida

El detenido declaró haber cogido una navaja que se le había caído a su amigo para intentar defenderse, aunque en las imágenes se aprecia cómo su amigo se mete la mano en el interior de la chaqueta y le da el arma blanca. En ese momento se desata la violenta trifulca en la que Ibai apuñala a Lukas. 

Al darse cuenta de que le ha herido sale huyendo junto a su amigo y su amiga. Los compañeros de la víctima ven que tiene el cuello ensangrentado. Se echan las manos a la cabeza y avisan a emergencias.

Ibai y sus acompañantes eran detenidos esa misma noche, pero solo él ha ingresado en prisión provisional. Tiene 28 años y antecedentes por malos tratos y violencia de género. Confesó que la noche del crimen había consumido cocaína y alcohol y que el apuñalamiento solo fue una forma de defensa y, sin embargo, acabó con la vida de Lukas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento