El tráfico disminuyó un 25% en las principales calles de Barcelona durante este agosto de un verano en que la capital catalana ha concentrado más de 300 obras simultáneas en la calle, mientras que el Metro registró un aumento de usuarios del 4,82% tras meses en negativo por el descenso de la movilidad ante la crisis.

La disminución principal se registró entre el 10 y el 23 de agostoLo han explicado la concejal de Seguridad y presidenta de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), Assumpta Escarp, y el concejal de Movilidad, Francesc Narváez, que han afirmado que el tráfico rodado disminuyó en porcentajes similares a meses de agosto anteriores.

La disminución principal se registró entre el 10 y el 23 de agosto, cuando se situó alrededor del 25%, mientras que la primera semana del mes fue del 13,4% y la última, del 16,6%. El descenso, que no se empezó a notar significativamente hasta agosto, llegó a ser del 60% en las calles secundarias.

El Ayuntamiento espera que el 80% de las obras de verano finalicen antes del 14 de septiembre, cuando empieza el curso escolar. Narváez vaticinó que los trabajos que continúen, entre los que se incluyen cortes en la Línea 5 del Metro, no empañarán el retorno al colegio.

Ya han finalizado la mayoría de actuaciones de pavimentaciónAñadió que los barceloneses ya están acostumbrados a algunos desde antes de vacaciones, como el corte de la calle Mallorca por las obras del AVE. Por ahora ya han finalizado la mayoría de actuaciones de pavimentación en uno de los veranos de la democracia que más superficie se habrá asfaltado, hasta 122.000 metros.

Además de por las obras, este verano se ha caracterizado por el calor. El Ayuntamiento activó dos veces la fase de alerta del Plan Básico de Protección Civil Municipal por ola de calor --entre el 30 de junio y el 4 de julio, y del 17 al 21 de agosto-- y, en Collserola, se decretó en 38 días la prealerta meteorológica y nueve la prealerta crítica.