La Policía Nacional investiga una estafa que ronda los dos millones de euros y que afecta a cerca de medio centenar de inversores privados de Canarias, fundamentalmente de Las Palmas . Según han informado fuentes cercanas a la investigación, los inversores compraron productos financieros ficticios a un gestor, identificado como L.M.R., administrador de la empresa franquiciada Tax Finanzas y Mercados y acusado de presuntos delitos de estafa y falsificación.

El hombre, detenido la pasada semana y posteriormente puesto en libertad, captaba pasivo en nombre de Bankinter, entidad que le denunció a mediados del pasado mes de agosto al detectar "movimientos extraños" y supuestas "actividades irregularidades", según añadieron las mismas fuentes.

La investigación en marcha ordenada por el juez del juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas de Gran Canaria determinó la detención de L.M.R., que, posteriormente quedó en libertad. El magistrado ha decretado el secreto de sumario del caso mientras la Policía Nacional continúa investigando y concretando el número de personas perjudicadas y "el montante total" al que asciende la supuesta estafa.

En su denuncia el citado banco pidió la detención de L.M.R. y que pare el aseguramiento de las responsabilidades se declarase el embargo de cuantos bienes puedan ser de titularidad del denunciado. Fuentes del caso manifestaron que aún se desconoce la cuantía a la que puede llegar esta supuesta estafa, aunque estiman que puede situarse en torno a los dos millones de euros. Varios de los inversores habían destinado entre 30.000 y 50.000 euros a comprar productos financieros.