Los concejales del grupo municipal de CiU en Solsona han pedido al alcalde, el republicano Xavier Jounou, que cancele el almuerzo institucional de la fiesta mayor, prevista para el 9 de este mes, a la que los representantes de CiU ya han decidido que no asistirán.

Según el ayuntamiento, la decisión de CiU fue comunicada el martes al alcalde a través del de la federación nacionalista, Jordi Riart. El Consistorio explica que aunque no asistirán al almuerzo, cada uno de los regidores convergentes hará una aportación voluntaria de 10 euros para destinarlos al fondo de emergencia social, tal y como el alcalde pedía en su invitación.

CiU lamenta que el equipo de gobierno no consensuara con ellos un posicionamiento conjunto sobre esta comida y considera que en tiempos de crisis la corporación local debe dar ejemplo y las arcas municipales podrían haber ahorrado este gasto. Con este argumento, CiU pidió al alcalde que cancele esta actividad y destine el coste al fondo de emergencia social.

En solidaridad con los concejales de CiU en el Ayuntamiento, el presidente comarcal de CDC, Joan Solà, anuncia que los alcaldes del Solsonès del mismo color político, que también están invitados, tampoco asistirán y también aportarán los 10 euros. La misma actitud adoptará el presidente del Consejo Comarcal, Marià Chaure.

Riart admite que la ausencia de los concejales y alcaldes de CiU puede tener una incidencia negativa institucionalmente, en un acto en que participarán la consellera de Justicia de la Generalitat, Montserrat Tura; el alcalde de Berga, el convergente Juli Gendrau, y la directora de los Servicios Territoriales de la Conselleria de Cultura y Medios de comunicación en la Catalunya central, Gemma Boix.