La Policía Nacional de Gijón ha procedido a poner en libertad al hombre de origen canadiense y de 60 años de edad, detenido por fotografiar a un menor de edad desnudo, "al no hallar evidencias de la comisión de un ilícito penal".

Los agentes del Servicio de Atención a la Familia que se hicieron cargo de la investigación de los hechos realizaron el visionado de las fotos recogidas en la tarjeta de memoria de la cámara fotográfica digital del hombre, detenido en la playa de San Lorenzo.

Le llamó la atención la naturalidad en la que en España se puede ir desnudo

"Tras visionar un total de 1.329 fotografías, se comprobó que únicamente cuatro de ellas correspondían a un mismo niño de unos siete años de edad, que se encontraba desnudo y había sido retratado en la playa en posturas naturales", señala la Policía en un comunicado.

"En las fotos no se identifica con claridad al menor, siendo captado de espaldas o de lejos, junto con otros menores que se encontraban con el bañador puesto. El resto de las fotografías son de paisajes o monumentos realizados en sus viajes sin ningún contenido erótico, obsceno o libidinoso", indica el escrito policial.

Registro sin resultados

Asimsimo, apunta que una vez efectuado el registro de su habitación en el hotel en el que se hallaba hospedado en la ciudad de Gijón, en busca de posibles archivos o material en las que pudieran hallarse menores de edad, se localizaron dos tarjetas de memoria, que fueron entregadas por el propio detenido.

Comentó haber fotografiado al menor como un hecho anecdótico

Al ser revisadas se constató que una de ellas estaba sin contenido y en la otra, que recogía más de 2.000 fotografías, "no se encontraron fotos de menores de edad, ni de contenido explícitamente sexual".

En virtud de estas evidencias, y de la falta de pruebas sobre la comisión de un delito, "el detenido fue puesto en libertad el día 1 de setiembre sobre las 18.00 horas tras ser oído en declaración sobre los hechos en presencia de su abogado y de un intérprete de inglés, donde reiteró que desconocía estar cometiendo un ilícito penal".

"También comentó haber fotografiado al menor como un hecho anecdótico, por haberle llamado la atención con la naturalidad en la que en España se puede ir desnudo al gozar en este aspecto de más libertad y menos prejuicios que en su país", informó la Policía añadiendo que el atestado policial fue remitido al Juzgado de Instrucción Cinco en funciones de Guardia.