Los agentes rurales han interceptado a tres personas que extrajeron cerca de 13 kilos de coral rojo (Corallium rubrum) sin autorización para hacerlo y además en una zona vedada, según la Conselleria de Medio Ambiente de la Generalitat.

También se inmovilizó la embarcación en la que iban los furtivos por no disponer de identificación ni documentación.

Los hechos ocurrieron en la costa del Montgrí, entre los términos municipales de l'Escala y Torroella de Montgrí, cerca del paraje conocido como la Foradada, una zona que la normativa califica como área prohibida para la pesca de coral ya que todavía no se ha observado una recuperación del organismo que permita reprender su extracción.

Los dos responsables directos de la extracción son reincidentes y han sido denunciados durante los últimos años por el mismo motivo, mientras que el tercer detenido actuaba como barquero y vigilante.

A parte de los expedientes administrativos correspondientes, también se han abierto diligencias para trasladarlas a la Fiscalía de Medio Ambiente por el hecho de pescar en zona prohibida.

Con esta, ya son cuatro las operaciones que los agentes rurales han llevado a cabo en aguas de Begur contra el furtivismo de pesca marítima este verano.