Seísmo en Java
Varias personas evacuadas de un edificio de oficinas en Jakarta tras el seísmo. Enny Nuraheni / REUTERS

Al menos 32 personas murieron, decenas resultaron heridas y decenas de casas se derrumbaron a causa del seísmo de 7,4 grados de magnitud en la escala abierta de Richter que este miércoles sacudió la isla indonesia de Java, indicaron fuentes oficiales.

Por su parte, el Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico ha levantado la alerta de formación de una ola gigante lanzada este miércoles tras el seísmo.

Los niveles del mar indican que no se ha generado un tsunami significante

El Servicio Geológico de Estados Unidos, que vigila la actividad sísmica mundial, indicó que el epicentro del terremoto fue detectado a 62 kilómetros de profundidad, a 104 kilómetros al suroeste de la ciudad de Bandung y a 198 kilómetros al sureste de Yakarta, la capital.

"Los niveles del mar indican que no se ha generado un tsunami significante, por lo tanto la alerta ha sido cancelada", indicó el centro en una nota. La fuerte sacudida provocó pánico en Yakarta, donde muchos residentes notaron el movimiento de edificios y algunos de los situados en la zona centro fueron evacuados

Daños materiales

La ciudad de Tasikmalaya, con cerca de 840.000 habitantes y a 142 kilómetros del epicentro del temblor, es la población más afectada, según declaró un portavoz del Centro para la Gestión de Crisis a una televisión local.

Al menos unas veinte casas se han derrumbado o resultado dañadas por la fuerte sacudida, incluida una mezquita de Tasikmalaya, a donde las autoridades han enviado equipos sanitarios y de emergencia, de acuerdo con una nota del Ministerio de Sanidad.

También se han registrado daños en edificios de la ciudad de Bandung, una de las más pobladas de la región. Indonesia se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, una zona con gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría moderados.