Una avería mecánica en un tren que estaba a punto de partir de la estación de Sants de Barcelona está provocando retrasos de 50 minutos en la línea de media distancia que va de Girona en Barcelona y de unos 20 en la línea de Cercanías del Vallès, que va de Sant Celoni al Aeropuerto.

Según una portavoz de Renfe, los retrasos se han originado a raíz de una avería mecánica en un tren sin viajeros que a las 8.00 horas estaba a punto de salir de Sants, en dirección a Bellvitge, y que a las 9.10 todavía estaba siendo remolcado.