Sacyl deberá pagar 73.300 euros a los hijos de una paciente de 64 años que falleció en diciembre de 2002 tras ser operada en el hospital privado Felipe II, al que fue derivada.

La sentencia reconoce «la mala praxis y la determinación errónea del cuadro de infección de la paciente» del centro hospitalario y apunta a estas dos circunstancias como la causa de su muerte.

La víctima falleció tres días después de ser operada.La víctima fue operada en dicho hospital y al día siguiente trasladada al Campo Grande por los síntomas de infarto que presentaba.

Al día siguiente la llevaron al Clínico, donde murió dos días después por una infección generalizada.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID.