Una decena de naturalistas han protestado ante un circo instalado en Lloret de Mar (Girona) porque utiliza en sus espectáculos a animales que tiene "en malas condiciones", algunos en peligro de extinción, por lo que han pedido al Ayuntamiento que prohíba que el circo vuelva.

La portavoz de AnimaNaturalis en España Aïda Gascón ha acusado al Circo Italiano de tener a los animales en jaulas de dos metros por dos metros, "incluso a leones adultos", y dijo que han enviado una carta al Ayuntamiento para que haga como la población vecina de Blanes, que no permite circos que utilicen animales.

Ha afirmado que con las explicaciones que lanzaron con pancartas y folletos ante el circo hicieron desistir a algunos vecinos de comprar la entrada para asistir al espectáculo de las 21 horas, cuando prevén terminar la protesta.