Dina Boluarte, primera presidenta de Perú: la abogada de carrera política volátil que afronta con muchas dudas el futuro sin Castillo

Dina Boluarte pronuncia un discurso durante la ceremonia de su juramento como nueva presidenta de Perú, en el Congreso peruano, en Lima.
Dina Boluarte pronuncia un discurso durante la ceremonia de su juramento como nueva presidenta de Perú, en el Congreso peruano, en Lima.
STR / EFE
Dina Boluarte pronuncia un discurso durante la ceremonia de su juramento como nueva presidenta de Perú, en el Congreso peruano, en Lima.

Tras sustituir al destituido Pedro Castillo, Dina Boluarte es ya la primera presidenta en la historia de Perú. Este miércoles, tras jurar su cargo, hizo un primer llamamiento a todas las fuerzas políticas a "una tregua" y se comprometió a luchar "por los nadies y excluidos".

En ese discurso volvió a acusar a Castillo de dar un golpe de Estado. Ella se queda. No decía lo mismo hace un año. En diciembre del 2021, a la entonces vicepresidenta se le preguntó por una de las mociones de censura a Castillo. Ella negó que tuviera pensado asumir las riendas del Gobierno.

"¿Quién ha salido ante la prensa a decir que mi lealtad con el presidente Pedro Castillo es a prueba de balas? Si al presidente lo vacan [cesan], yo me voy con él", dijo Boluarte en un acto oficial ante los periodistas. Bien es cierto que Castillo no ha sido cesado por una moción de censura sino por su intento de seguir en el poder por encima del Parlamento, en lo que ha parecido un "autogolpe" de Estado.

Si al presidente lo cesan, yo me voy con él", dijo Boluarte hace un año

Dina Ercilia Boluarte Zegarra, nueva presidenta de Perú, tiene 60 años, es abogada y exfuncionaria pública. Estudió derecho en la Universidad San Martín de Porres, donde hizo un máster en Derecho Notarial y Registral. Luego trabajó como abogada durante más de 18 años.

Sólo 4 años en política

En 2007 trabajó como asesora de la Alta Dirección y durante 2015 fue designada jefa de la Oficina Registral del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil en la localidad de Surco. Allí estuvo hasta 2020, cuando pidió una excedencia para postularse a la vicepresidencia del partido Perú Libre.

Pero en política está desde hace apenas cuatro años. En 2018 Boluarte se presentó sin éxito a la alcaldía de Surquillo por Perú Libertario (ahora Perú Libre). Luego, lo intentó en el Congreso, en las elecciones de 2020, pero su inscripción fue declarada improcedente.

En octubre de 2020 fue elegida por Pedro Castillo para vicepresidenta en su fórmula presidencial (al estilo del sistema de EE UU) por el partido Perú Libre. En la segunda vuelta de las elecciones de 2021, la candidatura logró el 50.125% de los votos, por el 49,875% de Keiko Fujimori.

No obstante, su presencia en la fórmula presidencial de Perú Libre fue cuestionada por un eventual conflicto de intereses por su pasado como funcionaria de, precisamente, la oficina del sistema electoral. Se la acusaba de infringir la Constitución. Al final, en diciembre de 2021, la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales archivó la denuncia.

Expulsada de Perú Libre

Hasta hace pocos días Boluarte era ministra de Desarrollo e Inclusión Social, cargo que juró en julio de 2021 y al que renunció el pasado mes de noviembre cuando las cosas se pusieron feas para Pedro Castillo.

De hecho, fue expulsada de Perú Libre el pasado mes de enero. En una entrevista, Boluarte dijo que nunca había "abrazado" el ideario del partido: "En campaña lo que hemos dicho es que queremos un sistema universal de salud, queremos hacer de la educación una más cercana a la realidad peruana".

En realidad, yo nunca he abrazado el ideario del partido Perú Libre"

Tras esas declaraciones, Perú Libre decidió expulsarla por haber promovido el quebrantamiento de la agrupación y el "desprestigio" de sus autoridades y afiliados.

Qué se puede esperar de Dina

La nueva presidenta de Perú no lo va a tener fácil. La politóloga Kathy Zegarra, en declaraciones a El Comercio, recuerda que si bien Boluarte llegó al Gobierno de la mano de Perú Libre, no tiene su apoyo y "tendría grandes dificultades para continuar en el poder hasta el 2026". En su opinión, "bajo la situación que nos encontramos, de crisis política y con un Parlamento altamente desaprobado, es mejor que ella llame a nuevas elecciones junto con reformas".

En esta situación, lo mejor es que Boluarte llame a elecciones junto con reformas"

La prensa peruana le pide a Boluarte consenso. "Es el tiempo de la agenda mínima para el consenso y la respuesta conjunta a la demanda del país, afectado por la crisis interminable, las graves acusaciones de corrupción y que ahora requiere un despliegue de transparencia, buena voluntad, desprendimiento y preocupación por el bien común", se lee en el editorial del periódico La República.

Otro analista peruano, Enrique Castillo, habla también de nuevos comicios. "Debe tener la grandeza de convocar a un Gabinete Ministerial de ancha base, un Gabinete técnico y político que pueda establecer una tregua [con el Parlamento] y un diálogo político que conduzca a reforma que permitan convocar a nuevas elecciones generales. Va a ser muy difícil que el pueblo crea en este Congreso con la sola caída de Castillo", asegura a El Comercio.

20minutos

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento