Montero acusa al PP de fomentar la "cultura de la violación" tras sus críticas por la rebaja de penas a agresores sexuales

La bancada del PP protesta airadamente por las críticas de Montero.
La bancada del PP protesta airadamente por las críticas de Montero.
EFE
Bronca en el Congreso tras acusar Montero al PP de "promover la cultura de la violación"

Nueva bronca en el Congreso a tenor de las polémicas rebajas de penas tras la aprobación de la ley del solo sí es sí. Este miércoles, en una sesión de control al Gobierno que ya venía cargada de tensión, el PP cargó duramente contra la ministra de Igualdad, Irene Montero, a la que acusó de estar "regalando reducciones de condena y excarcelaciones a muchos agresores sexuales" con la ley recientemente aprobada. Montero, en respuesta, defendió que la norma está teniendo "dificultades" en su aplicación por parte de los jueces. Y cargó contra varias de las campañas contra las agresiones sexuales puestas en marcha por gobiernos autonómicos del PP criticando que pongan el foco en la víctima y asegurando que los populares "promueven la cultura de la violación".

Las palabras de Montero desataron una enorme bronca en el Congreso, ya que la bancada del PP protestó unánimemente y a gritos, lo que obligó a la ministra a detener su intervención y a la presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, a pedir silencio y a dejar claro al PP que "no se interrumpe una pregunta". Los ánimos no se calmaron hasta varios minutos después, aunque cuando la titular de Igualdad terminó su intervención, Batet la reprendió, pidió "respeto" y señaló que "la expresión que ha utilizado no es adecuada en términos parlamentarios para referirse a un grupo". 

La disputa no terminó ahí, ya que la portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra, pidió la palabra para protestar enérgicamente por las palabras de Montero. "Es altamente ofensivo", dijo, "que una dirigente que tiene la responsabilidad de dirigir las políticas de igualdad esté vertiendo estas afirmaciones en relación a un partido que ha luchado y va a seguir luchando por la igualdad y por que se acabe la violencia de género", espetó Gamarra, que exigió a la ministra "asumir sus responsabilidad y ser un poquito más responsable, por lo menos por respeto a las víctimas".

Las campañas a las que se refería Montero y que desataron la discusión han sido lanzadas por la Xunta de Galicia y la Comunidad de Madrid. El gobierno gallego de Alfonso Rueda ha publicado un cartel en el que se ve a una mujer practicando deporte junto al texto "Se viste con mallas de deporte, va a correr por la noche. ¿Qué sucede ahora? No debería pasar, pero pasa". Por su parte, el ejecutivo madrileño de Isabel Díaz Ayuso es autor de una campaña en la que alerta contra la "sumisión química" y dirige tres mensajes a las mujeres: "mira lo que te sirven", "vigila siempre tu copa" y "no aceptes bebidas de desconocidos".

Pese a las protestas del PP, Montero se negó a retirar sus palabras. Y, en respuesta a las críticas de Gamarra, pidió a los populares que concreten "cómo llaman entonces a decirle a una mujer que vigile su copa en lugar de poner el foco en el agresor". "Póngale ustedes el nombre a eso para que no tenga que hacerlo yo", espetó la ministra de Igualdad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento