Laura Escanes: "Nunca he contado mis mierdas más mierdas, como para tener que contar ahora o dar explicaciones"

Laura Escanes, en una imagen de su nuevo podcast, 'Entre el cielo y las nubes'.
Laura Escanes, en una imagen de su nuevo podcast, 'Entre el cielo y las nubes'.
Dani Paper Boat

La influencer Laura Escanes ya se fogueó en el mundo del podcast junto al que fue su pareja, el presentador Risto Mejide. Tras la separación de ambos, la joven empresaria se ha lanzado en solitario y este mismo martes h estrenado el primer episodio del podcast Entre el cielo y las nubes, disponible en la plataforma Podimo.

Para la primera entrega, la influencer ha contado como invitada con su amiga Paula Gonu, una de las creadoras de contenido con más seguidores de las redes sociales en nuestro país. 

Durante el episodio, ambas han charlado sobre su papel en redes sociales, las dificultades de su trabajo y han aclarado cómo está su relación, tras una disputa hace unos años que las llegó a distanciar.

Para arrancar el programa, Laura se ha querido dirigir a sus oyentes y la invitada en una carta donde ha expresado cómo se sentía y qué suponía para ella el inicio de esta aventura profesional, ahora en solitario: "Me cuesta mucho empezar las cosas. Yo siempre os he dicho que soy una persona intensita, cursi, esto creo que resume un poco como soy yo".

La influencer quiso dejar claro que aunque intente vivir en ese mundo de color de rosa "el cielo no siempre es bonito". "Hay días de tormenta en los que el cielo se vuelve un poco gris, y seguramente no valoraríamos tanto el cielo sin nubes, si no existieran los días de tormenta".

Escanes y Gonu comienzan aclarando cómo está su relación, cuál fue el verdadero motivo por el que se distanciaron y cómo llegaron a reconciliarse, algo tras lo que su amistad se ha visto reforzada y han aprendido mucho de ello, creciendo como personas.

Uno de los temas en los que se han centrado ha sido por supuesto, su trabajo: el mundo de las redes sociales: "Admiro mucho a la gente que vive muy bien de redes sin ser muy famosa. El equilibrio entre no tener tantos números como para no ser tan conocida, pero si tenerlos como para ganarte un buen sueldo trabajando con marcas", admite Paula Gonu. 

Laura Escanes, en las imágenes promocionales de su podcast.
Laura Escanes, en las imágenes promocionales de su podcast.
Dani Paper Boat

Para Gonu lo que más feliz le hace de trabajar en redes sociales es que, con su contenido, sus seguidores "se entretengan, se distraigan de su día a día, quizás se sientan identificados conmigo en algún punto, quizás alguna de las cosas que comparto les ayude a cuestionarse cosas y replantearse algo de su vida para cambiar a mejor…".

Sin embargo, ambas se muestran de acuerdo en que a veces es un trabajo difícil, ya que, en muchas ocasiones, se trata a los influencers como referentes, convirtiéndose en una responsabilidad muy grande para ellas: "Tocamos muchos temas de muchas cosas sin ser expertos en nada, yo creo que a veces se puede confundir, que parecemos expertos en todo y como que vamos dando lecciones, pero a mí, justamente es eso lo que me da más miedo de las redes sociales, esa responsabilidad que tenemos, responsabilidad entre comillas, ya me entiendes", confiesa Laura y sentencia: "Nos tienen como referentes sin nosotras querer ser referentes en nada, que muchas veces eso es una responsabilidad".

Para Paula Gonu el problema de las redes sociales es que "sí hay como una parte que es muy de vida real, porque al final somos personas que compartimos lo que hacemos, no somos actores, no estamos recreando escenas en casa ni nada, pero tienen que entender que son vidas totalmente separadas, que no se tienen que comparar".

La creadora de contenido se ha sincerado con Laura y ha confesado la razón por la que ya no comparte tanto contenido con sus seguidores como antes: "Yo antes compartía mucho y de repente compartí muy poco, precisamente por eso, por protegerme porque veía que a lo mejor no debía compartir tanto y tenía como que guardar muchas cosas para mí, fue como el efecto rebote y guardé muchas como hasta casi mi personalidad y era todo demasiado family friendly, blanco, neutro… y eso me apagó".

Ambas se han mostrado de acuerdo en este punto, por lo que Laura ha querido abrirse y confesar a sus seguidores cómo se siente en este aspecto: "Nunca he contado mis mierdas más mierdas, como para tener que contar ahora o dar explicaciones. Además, eso sumado a que no es solo Instagram o las redes sociales, sino que es la prensa, los medios…", hacía ver Escanes. 

La influencer se quejaba de cómo su contenido "se recoge en más sitios", por lo que intenta protegerse y guardarse más cosas. "Lo que yo vaya a decir no me afecta solo a mí. Ahora tengo una hija, o le puede afectar a Risto o le puede afectar a gente que yo quiero y que no quiero nada malo para ellos. Es como intentar proteger todo mi entorno, pero a la vez yo estoy sin voz y la psicóloga me lo ha dicho, es por todo lo que te callas, por la ansiedad que tienes, vas acumulando muchísimas cosas".

Para finalizar, Laura Escanes ha dado paso a una sección donde sus seguidores preguntan tanto a la anfitriona como a sus invitados acerca de todas aquellas cosas que quieren saber de ellos. Por supuesto, una de las primeras preguntas de sus oyentes ha sido cómo está viviendo su ruptura: "En general bien. Tengo mis días buenos, mis días malos… Si pienso en ello, estoy mal. Si no pienso, y trabajo y tengo la mente ocupada pues lo voy llevando bien. Lo que más me preocupa de todo es Roma. Es ya lo suficientemente mayor y además que es muy observadora y me va preguntando", decía. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento