El PSOE vuelve a bloquear a última hora la ley de familias y abre una nueva crisis con Unidas Podemos

Las ministras de Hacienda, María Jesús Montero, y Derechos Sociales, Ione Belarra.
Las ministras de Hacienda, María Jesús Montero, y Derechos Sociales, Ione Belarra.
EP

La ley de familias finalmente no recibirá este martes luz verde del Consejo de Ministros para comenzar su tramitación. Pese a que la semana pasada PSOE y Unidas Podemos habían pactado desbloquear la norma promovida por el Ministerio de Derechos Sociales, las negociaciones sobre los últimos detalles del texto se torcieron este lunes y provocaron que, a última hora de la noche, el anteproyecto de ley se cayera del orden del día que se abordará este martes en la Moncloa para disgusto de los morados, que ven como una de las normas estrella del departamento que lidera Ione Belarra queda pospuesta, de momento, sine die.

El nuevo bloqueo en la tramitación de la ley de familias es el más inesperado, puesto que fuentes gubernamentales confirmaron la semana pasada que la ley saldría del Consejo de Ministros este martes para comenzar el largo procedimiento legislativo. No obstante, no es la primera vez que la norma sufre retrasos: Derechos Sociales lleva meses asegurando que el texto está listo para iniciar su tramitación, y en mayo la ministra Belarra anunció que había pactado con el PSOE darle luz verde en septiembre. Ese plazo no se cumplió, y el anteproyecto tampoco se activó en octubre, pese a haberse pactado así entre PSOE y Unidas Podemos en la negociación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado.

El nuevo bloqueo se produce después de un fin de semana de negociación que ha revelado una nueva brecha entre ambos partidos, pese a que el jueves pasado la ley de familias cumplió los últimos trámites antes de ser enviada al Consejo de Ministros. Derechos Sociales cedió entonces en dos de las rebajas que quería imponer el Ministerio de Hacienda a la norma: que el permiso retribuido para cuidado de familiares fuera de cinco días y no de siete, como quería Belarra; y que las familias monoparentales solo pudieran disfrutar de cuatro meses de baja de maternidad y no de ocho, como pretendía Unidas Podemos.

La nueva paralización en la tramitación de la ley de familias supone un nuevo retraso en algunas de las medidas estrella anunciadas por el Gobierno, como la ampliación de la ayuda de 100 euros por cada hijo menor de tres años también a las madres que estén en paro siempre y cuando, en el mes en el que nace el niño, su progenitor haya estado cotizando al menos un día o, en su defecto, haya estado cobrando el subsidio de desempleo. La ampliación de esta deducción, de la que ya podían beneficiarse las madres con trabajo asalariado, beneficiaría a unas 250.000 familias, según Derechos Sociales.

Asimismo, lo pactado es que ley de familias ponga en marcha un permiso parental de ocho semanas para los padres o madres con hijos menores de ocho años, un permiso que podrá disfrutarse de manera continua o discontinua pero que no será remunerado. Además, se permitirá a las familias monomarentales con dos hijos o a las familias con dos progenitores y dos hijos donde uno de los ascendientes o descendientes tengan discapacidad que disfruten de las ayudas que se otorgan a las familias numerosas. Esta equiparación también afectará a las familias con dos hijos encabezadas por una víctima de violencia de género o por un cónyuge que haya obtenido la guardia y custodia exclusiva sin derecho a pensión de alimentos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento