A fondo

Todo lo que se sabe de la muerte de Milena: ahogada, con un golpe en la cabeza, encerrada con candado, un ahorcado...

Llevaba casi una semana desaparecida cuando la Policía Nacional localizó el cuerpo sin vida de la joven Milena este lunes por la mañana en un domicilio de Madrid donde el pasado 22 de noviembre se descubrió el suicidio por ahorcamiento de un hombre. El cadáver de la escort, de 20 años, se encontraba oculto en una habitación cerrada con candado.
Milena, la joven hallada sin vida.
ATLAS
Milena, la joven hallada sin vida.
ATLAS

Llevaba casi una semana desaparecida cuando la Policía Nacional localizó el cuerpo sin vida de la joven Milena este lunes por la mañana en un domicilio de Madrid donde el pasado 22 de noviembre se descubrió el suicidio por ahorcamiento de un hombre. El cadáver de la escort, de 20 años, se encontraba oculto en una habitación cerrada con candado en la vivienda y presentaba un golpe en la cabeza, además de otras contusiones en el resto del cuerpo.

La joven, española de origen cubano, desapareció el pasado martes tras desplazarse desde Alcalá de Henares, donde residía, hasta el centro de la capital. Los agentes creen que Milena Sánchez Castro pudo quedar ese día en la plaza de Tirso de Molina con el hombre hallado ahorcado y, desde allí, trasladarse a la calle Fray Luis de León, número 7, para mantener relaciones sexuales a cambio de dinero. Al día siguiente, doce horas después del encuentro, la pareja sentimental de la chica denunció su desaparición a la Policía Nacional.

Desde ese momento, amigos, familiares y cuerpos de seguridad buscaron a la joven, que medía 1,50 metros, era de complexión delgada, pelirroja con extensiones y tenía los ojos de color marrón claro.

Aunque el cuerpo del hombre, que carecía de antecedentes penales, fue localizado el mismo martes que se perdió la pista de Milena gracias a la denuncia de desaparición interpuesta por sus amigos, los agentes no sospecharon en un primer momento que el suicidio pudiera estar relacionado con la ausencia de la joven. "No existían sospechas" de que en la vivienda se hubiera producido un crimen, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, y no realizaron una inspección en profundidad.

Sin embargo, las pesquisas condujeron de nuevo a los investigadores al piso de la calle Fray Luis de León, al vincular al varón ahorcado con la ausencia de la joven. Al lugar acudieron este lunes agentes del grupo VI de Homicidios de la Brigada Provincial de Policía Judicial y del grupo de Delitos Violentos de la Brigada Provincial de Policía Científica para realizar la inspección ocular y determinar las causas concretas de este supuesto homicidio.

Al registrar el domicilio del fallecido de forma exhaustiva, los agentes hallaron el cadáver de Milena en una habitación cerrada con candado, postrado encima de la cama y con signos de violencia. El más evidente era un fuerte golpe en la cabeza, aunque tenía contusiones en todo el cuerpo. Con posterioridad se ha sabido que la causa de la muerte pudo ser el ahogamiento, tal y como ha informado delegación del Gobierno.

La hipótesis de la Policía Nacional es que el hombre mató a Milena y posteriormente se suicidó. Lo que no está claro, por el momento, es qué llevó al hombre a acabar con la vida de la joven, que presumiblemente pasará a engrosar la estadística de muertes por violencia machista. Este año es la primera vez que España contabiliza oficialmente los asesinatos machistas de mujeres a manos de hombres que no son pareja o expareja.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento