Las claves de la polémica por la bandera de España en un colegio de Mallorca que acabó con la expulsión de una treintena de alumnos

Exterior del colegio La Salle de Palma de Mallorca.
Exterior del colegio La Salle de Palma de Mallorca.
GOOGLE STREET VIEW
Exterior del colegio La Salle de Palma de Mallorca.
ATLAS

El pasado viernes 25 de noviembre una treintena de alumnos del primer curso de Bachillerato del Colegio La Salle de Palma de Mallorca fueron expulsados por exhibir la bandera de España en un aula para apoyar a la selección fútbol en el Mundial de Qatar. El colegio alegó que se trató de un problema de disciplina, pero los padres consideran que fue un enfrentamiento político. Aquí, las claves de lo ocurrido hasta el momento.

Una profesora de catalán

Según informó el Diario de Mallorca, el conflicto surgió cuando una profesora de catalán criticó que el símbolo nacional estuviera colgado en el aula. Los alumnos, por su parte, explicaron que tenían el permiso del jefe de estudios para colgarla. Sin embargo, la profesora decidió suspender la clase y abandonar el aula. Más tarde, el colegio envió un comunicado a los padres en el que explicaba que la expulsión de los alumnos de las dos últimas horas de clases estaba justificada, ya que estos supuestamente desobedecieron a la profesora y se enfrentaron a ella.

Concretamente, la entidad educativa expresó que la profesora "estaba cumpliendo con las normas de convivencia del centro y seguía las órdenes del equipo directivo" al momento de solicitarle a los estudiantes que quitaran la bandera. Además, explicaron que estas órdenes fueron "desoídas" y que, por lo tanto, se consideró como "un acto de insubordinación deliberada".

Los padres de los alumnos también han expresado que la bandera estuvo colgada durante todo el día y las clases se desarrollaron con normalidad, pero que todo cambió cuando la profesora de catalán entró en el aula, puesto a que ella supuestamente se negó a dar clases "delante de ese trapo", según dijeron los propios alumnos.

Amenazas de muerte

Tras el incidente, la docente denunció haber recibido amenazas y hasta borró sus perfiles en redes sociales. Entre ellas destacaron: "Revisa los bajos de tu coche cada vez que lo cojas, no vaya a ser que por casualidad tengas un explosivo plástico", "os invito a decirle a esta nazi todo lo que pensáis de ella" y "escoria totalitaria, espero que la gente la salude y felicite por su actitud". Incluso, algunas de las personas que la han amenazado han publicado una imagen de ella con su pareja y su hija menor junto con el texto: "Vamos a ir a por ella".

La Conselleria de Educación ha abierto un proceso para recabar información sobre lo sucedido y el propio colegio ha puesto en marcha una investigación para escuchar los argumentos de la profesora afectada, los alumnos y sus padres con el propósito de esclarecer lo sucedido.

Reacciones a favor y en contra

El coordinador de la coalición MÉS per Mallorca, Lluis Apesteguia, ha sido uno de los primeros en reaccionar. Criticó la "politización" de los hechos por parte de algunos partidos políticos, afirmó que los alumnos "no querían cumplir con la normativa del centro" y defendió a la profesora de catalán diciendo que ella "únicamente pretendía mantener el aula como un espacio pedagógico"

Más tarde, el diputado Joan Mas señaló que el conflicto "no tendría que haber salido del centro educativo" y lamentó que "cuando la extrema derecha entra en el debate, se ensucia". De hecho, Vox convocó un manifestación este domingo en la que se aplaudió a los "jóvenes patriotas" que participaron en el conflicto.

Por su parte, el PP balear anifestó que se debe escuchar a todas las partes implicadas con el objetivo de aclarar los hechos "desde la prudencia" y garantizar la convivencia en el centro educativo para que estos hechos no se vuelvan a repetir.

Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos, expresó que la bandera de España "no puede suponer un problema" y rechazó el señalamiento que desde el viernes se le está haciendo a la profesora. Además, manifestó que su partido fue de lo primeros en pedir una investigación de los hechos.

El portavoz de Podemos de Palma manifestó su "solidaridad" con la profesora del centro educativo y explicó que "esto no va de banderas, esto va de la dirección de un centro educativo haciendo cumplir sus normas".

Denuncia ante la Fiscalía

El Govern balear ha dicho este lunes que presentará una denuncia ante la Fiscalía por las supuestas amenazas sufridas por la profesora, puesto que la docente incluso habría llegado a recibir amenazas de muerte y a que se han difundido su nombre, dirección e imágenes de su familia. De hecho, durante una rueda de prensa, el portavoz del Govern, Iago Negueruela, ha expresado que las amenazas podrían ser "constitutivas de delito".

Estudiantes "amenazados"

Las familias de los estudiantes también han denunciado que han recibido amenazas. "Estamos en contra de todos los insultos y amenazas; también los lanzados contra la profesora", ha asegurado un familiar a la prensa local. "Y entendemos que la presidenta los condene, pero no sólo los de una parte, porque a nosotros nos han tildado de 'fachas' y de 'terroristas', sin que nadie haya salido en nuestra defensa" señaló.

Este lunes, los estudiantes y la profesora volvieron a clases, pero según indicaron fuentes a La Razón, cuando los alumnos entraron en el aula se dieron cuenta de que la bandera ya no estaba. El colegio decidió que solo se permitirá exhibir las banderas de España para apoyar a la selección de Luis Enrique los días que haya partido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento