Las gasolineras piden al Gobierno sustituir los 20 céntimos por litro por una rebaja fiscal y diálogo para hacer preparativos antes de 2023

ANDALUCÍA.-Jaén.-El Ministerio de Hacienda abona casi 62 millones en la provincia por la bonificación de 20 céntimos al combustible
Coches repostando en una gasolinera
20M EP

El Gobierno sigue deshojando la margarita sobre cómo será el descuento que a partir del 1 de enero del año que viene sustituirá a la bonificación universal de 20 céntimos por litro de gasolina mientras el sector ve cómo se acerca el final del año sin saber cómo será y si tendrá plazo para hacer los preparativos. La patronal de las gasolineras ha reclamado este lunes que el descuento por litro se sustituya por una rebaja fiscal, en lugar de acotar los grupos sociales que podrán beneficiarse de él, como parece ser el plan que diseña el Gobierno. También, "diálogo abierto y transparente" para que no se repita lo que ocurrió en verano, cuando las gasolineras solo tuvieron 40 horas para prepararse a realizar los descuentos.

La Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicios (CEEES) ha hecho estas dos peticiones en un día en el que la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha vuelvo a dejar en el aire cómo será el futuro descuento por carburante, una vez que expire el de 20 céntimos por litro para todos los conductores, el 31 de diciembre. Esta fórmula, ha dicho, "genera una distorsión con respecto a las personas que más lo pueden necesitar", porque "hay una parte del presupuesto público desproporcionadamente dirigida a los perfiles de renta media y alta que deberían estar concentrando en los perfiles de renta baja". Pero no ha desvelado qué se hará a partir de enero de 2023.

El Gobierno ya ha reconocido que hacer general el descuento por litro de carburante fue fruto de la urgencia por los altos precios antes del verano y ahora estudia la forma de hacerla más progresiva, de modo que beneficie a quien realmente la necesita. Tanto Ribera como la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, todo parece indicar que se beneficiarán de ella los hogares con menos ingresos o trabajadores en sectores donde el combustible es esencial, como el transporte.

Pero de momento no hay nada en claro y la CEEES ha trasladado al Gobierno una reclamación de fondo y otra de forma a poco más de un mes de que expire el descuento actual.

Con respecto a la forma, las gasolineras piden un cambio de más calado al que se supone que estudia el Gobierno. En lugar de reducir el número de beneficiarios del descuento por litro, CEEES quiere que se sustituya por una rebaja fiscal, de modo que la rebaja no tengan que hacerla las gasolineras. Este verano, las más pequeñas temieron por su solvencia al tener que adelantarlos.

"La rebaja impositiva sería la mejor opción, tal y como se ha aplicado a otras energías, como la electricidad y el gas. Con precios altos de los combustibles como los actuales debido a la invasión rusa de Ucrania, los ingresos por impuestos se disparan", dice en su comunicado, donde recuerda que ahora las gasolineras tienen que adelantar la bonificación y después la Agencia Tributaria se lo reingresa a hasta 45 días vista , un 'préstamo' "a un interés del 0%".

“Los empresarios del sector venimos actuando como banqueros de la Administración casi ocho meses", critican.

Evitar el caos

En cuanto a la forma, la CEEES reclama un "diálogo abierto y transparente" al Gobierno para saber con tiempo suficiente qué ocurrirá a partir del 1 de enero, para que no se repita el "absoluto caos" que provocó que la bonificación que entró en vigor el pasado 1 de abril no se conociera más que dos días antes, el 30 de marzo. Como consecuencia, algunas tardaron más en aplicar un descuento, lo que llevó hasta a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a abrir una investigación para ver si estaban quedándose con los 20 céntimos que después reembolsaba el Gobierno por la bonificación, que concluyó que fueron casos puntuales.

"Tuvieron apenas 40 horas para implementar los cambios necesarios en sus sistemas informáticos, perfectamente capaces de hacer descuentos comerciales pero que no estaban preparados para hacer bonificaciones", indica. Según CEEES, esto supuso un "coste sobrevenido" a las gasolineras de "más de 3.000 euros" por estación de servicio.

Por todo esto, la patronal de las gasolineras pide que los criterios con los que se modifique la bonificación de 20 céntimos por litro sean "claros, fácilmente aplicables y predecibles, aprobados con antelación suficiente para adaptar nuestros sistemas y nuestras estructura", en un sector que recuerda que está formado en un 70% por pymes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento