Violeta Mangriñán se hace nuevos retoques estéticos en el rostro y muestra el resultado

Violeta Mangriñán.
Violeta Mangriñán.
Jesús Briones / GTRES

Meses después de dar a luz a la pequeña Gala, Violeta Mangriñán por fin ha podido realizarse esos tratamientos estéticos que tenía prohibidos durante el embarazo. La influencer se ha puesto en manos de Carla Barber y su clínica para someterse a nuevos retoques.

Aunque también se trataba de un complejo físico, Violeta sufría bruxismo desde hace años, por lo que tenía claro que quería poner remedio a este problema de salud bucodental que incluso puede provocar hipertrofia de los músculos maseteros y fuertes dolores de boca, cabeza y cervicales.

Ya que en muchas ocasiones ha roto las férulas de descarga que se emplean para este problema, Mangriñán ha recurrido al bótox para aliviar esos síntomas que le provoca la excesiva contracción mandibular.

'Stories' de Violeta Mangriñán.
'Stories' de Violeta Mangriñán.
Violeta / INSTAGRAM

Además de para corregir ese problema, la valenciana quería poner remedio a un efecto antiestético de su sonrisa. Tal y como le explicó Carla Barber, la influencer tiene sonrisa gingival, lo que puede solucionarse con cirugía o con bótox.

"Adiós sonrisa gingival", ha dicho feliz mostrando su rostro después de pincharse toxina botulínica, aplicada en varias zonas de su rostro también para el bruxismo. Sin embargo, el resultado final no se verá hasta pasados "diez días" aproximadamente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento