Claves

La misteriosa muerte del ministro bielorruso Makei: ¿Quién era? ¿Murió de un infarto? ¿Ha sido envenenado?

El ministro de Exteriores de Bielorrusia, Valdimir Makei, falleció de forma repentina este sábado.
El ministro de Exteriores de Bielorrusia, Valdimir Makei, falleció de forma repentina este sábado.
EP

Son muchas las incógnitas que rodean la muerte de Vladimir Makei, el ministro de Exteriores de Bielorrusia que falleció repentinamente este sábado a los 64 años de edad.

El gobierno de Aleksandr Lukashenko apenas ha facilitado información sobre su fallecimiento y hay algunas informaciones que invitan a pensar que su muerte no fue por causas naturales.

¿Quién era Vladimir Makei?

Era el ministro de Exteriores de Bielorrusia desde el año 2012 y un hombre muy cercano al presidente Lukashenko, pues antes había ejercido como su jefe de gabinete y asistente personal

Dentro de su carrera diplomática, trabajó en la embajada de Bielorrusia en Francia como consejero, entre 1996 y 1999, y representó a Bielorrusia en el Consejo de Europa. 

Sirvió en las Fuerzas Armadas de la Unión Soviética hasta la disolución de la URSS y posteriormente en el ejército de Bielorrusia, alcanzando el grado de coronel.

¿Cuándo murió?

La agencia estatal de noticias Belta informó este sábado de su fallecimiento, con una escueta frase del portavoz de la diplomacia del país, Anatoli Glaz: "Ha muerto repentinamente el ministro de Exteriores de Bielorrusia, Vladímir Makéi". No ofreció ningún detalle sobre las causas de su muerte. 

Desde el ministerio de Exteriores, expresaron sus condolencias y definieron a Makei como "una personalidad brillante y de gran escala que se ha convertido en una parte importante no solo de Bielorrusia, sino también de la historia diplomática mundial". "Esta pérdida es irreparable. El ministro Makei permanecerá para siempre en nuestros corazones", añadieron desde el Ministerio.

¿Cuál fue su última aparición pública?

Makei se reunió el viernes, un día antes de anunciarse su muerte, con el nuncio del Vaticano Ante Jozic, una reunión en la que supuestamente hablaron sobre las posibilidades de abrir un proceso de paz de Ucrania, entre otros asuntos. En esa reunión se pudo ver a Makei en perfecto estado de salud.

Ante Jozic, reunido con Vladimir Makei.
Ante Jozic, reunido con Vladimir Makei.
Ministerio de Asuntos Exteriores de Bielorrusia

¿Ha sido una muerte natural?

Medios bielorrusos como el semanario Nasha Niva aseguran que Makei murió "de un ataque al corazón" en su casa de Drazdy, un distrito de Minsk. Sostiene que el ministro no alertó a los servicios médicos al no identificar el dolor que empezó a sentir con un ataque al corazón: "Makei estaba en su casa cuando sufrió un infarto. Por lo que se sabe, no acudieron a tiempo a los médicos porque no se tomó en serio su estado".

Sin embargo, otras fuentes apuntan a que Makei pudo ser asesinado. El empresario ruso Leonid Nevzlin, exiliado en Israel y opositor a Vladimir Putin, señala directamente al Kremlin: "Makei murió envenenado con un veneno desarrollado en un laboratorio especial del FSB (antiguo KGB), dicen fuentes cercanas a los servicios especiales rusos. El cuadro clínico en tales casos corresponde a la muerte por un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular o insuficiencia cardíaca".

Nevzlin asegura que Moscú quiere presionar Lukashenko, hasta ahora reticente a involucrar directamente a Bielorrusia en la guerra de Ucrania, a pesar de sus múltiples muestras de apoyo a Rusia: "Moscú no está satisfecho porque el ejército bielorruso no ha entrado en la guerra contra Ucrania. El Kremlin está dispuesto a utilizar todas las palancas para presionar al régimen bielorruso".

¿Qué dice Lukashenko?

El presidente de Bielorrusia no se ha pronunciado hasta ahora y, según Nevzlin, también teme por su vida: "El dictador no confía en nadie y está muy conmocionado". 

Ha ordenado el reemplazo de sus cocineros, sirvientes y guardia personal. Sus hijos han recibido protección adicional. La muerte de Makei ha causado pánico en los círculos de la nomenklatura bielorrusa".

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko.
El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko.
PRESIDENCIA DE BIELORRUSIA / EUROPA PRESS

¿Por qué el Kremlin puede estar detrás de su muerte?

El régimen de Vladimir Putin tiene un largo historial de asesinatos políticos o intentos de asesinato por envenenamiento, como los casos de Alexander Litvinenko, Alexander Perpilichnyo o Alexei Navalni. 

El ministro Makei era, además, una figura incómoda para Moscú porque era uno de los miembros del gobierno de Lukashenko más cercanos a Occidente. Antes de las protestas masivas contra el gobierno de Bielorrusia en 2020, Makei había iniciado esfuerzos para mejorar las relaciones de Bielorrusia con la UE y había sido crítico con Rusia. Después de que las protestas fueran sofocadas por el régimen, Makei cambió su posicionamiento y dijo que estaban inspiradas por agentes de Occidente. 

A pesar de que sus últimos posicionamientos públicos eran favorables a Moscú, en sintonía con la postura oficial del régimen, Makei seguía siendo una de las voces más críticas con el Kremlin en el gobierno bielorruso. "Makei era visto como el único canal de comunicación con Occidente dentro del régimen prorruso del dictador Lukashenko", asegura el diario británico The Mirror, que también sostiene que el viernes discutió sobre "un plan de paz secreto para Ucrania" durante su reunión con el enviado del Vaticano, el cardenal Ante Jozic.

Canales de Telegram próximos al Kremlin definen a Makei como un "lobista de los intereses occidentales en Minsk". Desde la oposición rusa insisten en que "es imposible que haya sido una muerte natural".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento