Beatriz Carrillo  Presidenta de la Comisión de Evaluación y Seguimiento de los Acuerdos del Pacto de Estado de Violencia de Género.
OPINIÓN

Presupuestos para una España más justa, igualitaria y próspera

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, se abrazan tras la aprobación de los PGE2023 en una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados, a 24 de noviembre de 2022, en Madrid (España).
Sánchez y Montero se abrazan tras la aprobación de los PGE2023.
EP

Los Presupuestos Generales del Estado han superado plenamente su trámite parlamentario por tercera vez en esta legislatura. El Gobierno de Pedro Sánchez ha vuelto a contar con una amplia mayoría del arco parlamentario para que el texto saliera adelante. Una mayoría de consenso fruto del diálogo paciente y democrático, con altura de miras, por el bien de todo el país en unos momentos de extrema dificultad por las circunstancias internacionales que nos rodean. Y todo ello pese, una vez más, a la oposición irresponsable ejercida por la derecha y la ultraderecha política y mediática, más interesada en destruir y generar odio que en aportar en positivo.

Estos presupuestos cumplen de manera clara con los principios de prudencia, responsabilidad fiscal, justicia social, modernización y eficiencia económica que el propio Gobierno se ha autoimpuesto en su modelo de gestión. Son unas cuentas feministas, con una partida en políticas contra las violencias machistas de 320 millones de euros, llegando a un 56% del total. Porque el objetivo de estos presupuestos no es otro que dar tranquilidad a la ciudadanía y cohesionar el país para hacerlo más moderno, sostenible e igualitario. Y para ello contamos, cómo no, con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, aprobado por la Unión Europea a pesar de los esfuerzos del PP para echarlo por tierra en Bruselas. Con estos fondos, vamos a poder invertir seis de cada diez euros en gasto social, con un total de 274.445 millones, la cantidad más alta registrada para estas partidas de toda la historia.

En este sentido, la atención a la dependencia recibirá 3.522 millones, un 150% más que al inicio de la legislatura; la sanidad, por su parte, tendrá un aumento del 6,7%, especialmente para reforzar la atención primaria y la salud mental, y las políticas de vivienda recibirán 3.472 millones de euros.

Con estos fondos, vamos a poder invertir seis de cada diez euros en gasto social, con un total de 274.445 millones, la cantidad más alta registrada para estas partidas

Nuestros mayores, uno de los ejes fundamentales de las políticas socialistas, verán incrementadas sus pensiones conforme al IPC y, además, por primera vez en 13 años, se realizará una aportación al fondo de reserva de la Seguridad Social, la conocida como “hucha de las pensiones" con 2.957 millones de euros, gracias a la subida del Salario Mínimo Interprofesional y a la mejora sustancial del empleo experimentada en los últimos semestres por la aplicación de la nueva reforma laboral.

El gasto en educación se verá incrementado en un 6,6% y las becas sumarán 390 millones de euros más que en 2022, estableciéndose una partida de 2.474 millones para la igualdad de oportunidades para el talento, con el objetivo de que ningún joven se quede sin estudios porque su situación económica familiar se lo impida.

Estos presupuestos confirman que el bono de alquiler joven se mantendrá, con una partida de 200 millones, y se pondrá en marcha un plan nuevo de alquileres asequibles dotado con 260 millones destinado para nuestros jóvenes. Del mismo modo, se consolidan para el año que viene la bonificación y la gratuidad de cercanías y trenes de media distancia de titularidad estatal.

Es imprescindible destacar el carácter expansivo de estos presupuestos, ya que el gasto en inversiones superará los 10.000 millones de euros, y están destinados otros 57.400 a materias como agricultura, industria, energía, comercio, pymes e investigación.

Unos presupuestos racionales, acordes a una economía que se mantiene hasta el momento en el camino del crecimiento sólido y estable

En definitiva, se trata de unos presupuestos racionales, acordes a una economía que se mantiene hasta el momento en el camino del crecimiento sólido y estable, a pesar de una inflación que empieza a moderarse, y a una oposición política enrabietada porque nuestro país resiste las veleidades del momento.

Como diputada socialista y mujer gitana quiero detenerme un momento en un tema que considero capital para el Pueblo Gitano, que no es otro que la protección de las mujeres y hombres que trabajan en la venta ambulante. Una actividad a la que se dedican como autónomos más de 40.000 personas, principalmente gitanos y gitanas, y que genera más de 20.000 puestos de trabajo por cuenta ajena.

Los Presupuestos Generales del Estado mantienen las condiciones especiales para estas personas, que podrán seguir cotizando por una base específica, mientras que los socios y trabajadores de cooperativas, a los que se mantiene la reducción del 50% de las cuotas a ingresar.

Una muestra más de la sensibilidad de este Gobierno, el Gobierno de la gente, con una actividad económica y comercial tradicional, que merece toda la atención y protección porque supone el sustento de decenas de miles de familias, además de servir como elemento de cohesión social.

Somos conscientes de las dificultades del momento, por eso se han presentado estos presupuestos

Somos conscientes de las dificultades del momento, por eso se han presentado estos presupuestos, para aprovechar el crecimiento económico en un contexto de incertidumbre política y económica mundial, pero con la esperanza real de que nuestro país tiene bases sólidas para prosperar sin dejarnos a nadie atrás.

¿Podría el PP haber apoyado estos presupuestos? Sin duda alguna, no solo por patriotismo, sino porque este modelo es el adecuado para conseguir una España más justa, próspera e igualitaria. Una vez más, el Partido Popular se retrata. No defienden a las familias, ni a los pensionistas, ni a los jóvenes, ni a las personas trabajadoras. Cuando votan solo se preocupan de los ricos y de los poderosos.

Este debate de presupuestos muestra a las claras que a Feijóo solo le interesa nadar y guardar la ropa de su débil liderazgo, incapaz de mostrar personalidad propia ante el empuje de los ultras dentro y fuera de su partido. Es grave para nuestro país que una persona que aspira a ser presidente de todos y todas sea tan permeable a las presiones de sus compañeros y de los medios de comunicación más reaccionarios. Por eso no permite que su partido cumpla con la Constitución permitiendo la renovación del Consejo General del Poder Judicial, y por eso no apoya estos presupuestos esgrimiendo excusas banas, con el simple objetivo de evitar ejercer su responsabilidad.

Por el contrario, seguimos contando con un Gobierno sólido, estable y dialogante. Un Gobierno capaz y muy necesario para afrontar con garantías el momento que vivimos. Estos presupuestos contribuirán a tener una sociedad mejor, y por eso merece la pena que todos y todas rememos en la misma dirección.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento