Críticas a una 'influencer' por su respuesta a los que se quejaban del coste de la calefacción: "Nuestras realidades son diferentes"

La 'influencer' británica Lydia Millen en su polémico vídeo en el Hotel Savoy.
La 'influencer' británica Lydia Millen en su polémico vídeo en el Hotel Savoy.
TIKTOK

Lydia Millen, una influencer muy conocida en Reino Unido con 750.000 seguidores en TikTok, está recibiendo muchas críticas en la última hora por comparar sus problemas con la caldera, con lo que están sufriendo miles de británicos que no pueden permitirse poner la calefacción. 

La subida del precio de la electricidad está especialmente afectando a los ingleses ahora que ha llegado el invierno. Eso es lo que muchos querían explicarle en los comentarios Millen, después de que esta se fuera al hotel más caro de Londres a buscar agua caliente. 

"La calefacción de mi casa se ha estropeado, así que me voy a Londres y me voy a alojar en el Savoy para aprovechar al máximo su maravillosa agua caliente", comentaba rápidamente en un vídeo donde luego mostraba la ropa que se iba a poner. 

Aunque podría haber sido pasado de alto, la influencer ha metido más la pata al intentar ponerse al mismo nivel que todos los que explicaban en las respuestas que ellos no tienen el privilegio de poderse ir a uno de los hoteles más caros de Londres para no pasar frío.

"Es desgarrador, solo espero que sepas que existen otras realidades y eso no es algo malo", ha respondido a una usuaria que señalaba que mientras se alojaba en el hotel, ella no podía ni permitirse encender la calefacción. 

"Nosotros hemos estado igual durante el fin de semana porque le dimos a los perros el calentador", le ha explicado a otra internauta, que también tiene la calefacción rota y lo está solucionando llevando tres capas de ropa. 

"Lo siento mucho, ojalá pudiera cambiar esta realidad" o "También son momentos de diversión, disfrútalos", son algunas de las otras perlas que, desde entonces, se han hecho virales y han atraido miles de comentarios negativos.

Precisamente su deseo de "haber disfrutado más" de los momentos sin dinero de la universidad, ha llevado a los medios de comunicación a investigar de donde proviene su fortuna. 

En principio está formada para ser una esteticien y trabajo en varias tiendas de ropa antes de comenzar a compartir sus consejos de moda en YouTube en 2012. Desde entonces, ha colaborado con cientos de marcas, consiguiendo un sueldo anual de alrededor de los 300.000 euros, según The Tab.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento