Los jueces de Zaragoza revisarán de oficio las condenas por delitos sexuales tras la ley del 'solo sí es sí'

El presidente de la Audiencia Provincial de Zaragoza, Alfonso Ballestín.
El presidente de la Audiencia Provincial de Zaragoza, Alfonso Ballestín.
EUROPA PRESS

Los magistrados de las tres secciones de lo Penal de la Audiencia Provincial de Zaragoza acordaron este martes que revisarán de oficio las sentencias firmes por delitos sexuales tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual, más conocida como ley del 'solo sí es sí', según anunció el presidente de la Audiencia, Alfonso Ballestín. "Vamos a dar un tiempo prudencial corto para que los abogados interesados insten la revisión de sus casos, pero transcurridos unos días o semanas la iniciaremos nosotros de oficio", explicó, en declaraciones recogidas por el diario Heraldo.

Los jueces de la capital aragonesa han sido de los primeros en reunirse para fijar pautas de actuación ante las posibles peticiones de revisión de condenas, pero también se han anunciado otros plenos en Madrid, A Coruña y el País Vasco. 

La medida se ha acordado pese a que la Fiscalía General del Estado se mostró este lunes contraria a que se revise ninguna condena firme "cuando la pena impuesta en la sentencia sea susceptible de ser impuesta con arreglo al nuevo marco legal". Es decir, de acuerdo con el decreto de la Fiscalía, una condena fijada antes de la ley del 'solo sí es sí' no podrá rebajarse si sigue estando contemplada en la nueva horquilla de penas.

"En los casos en los que se impuso una pena que esté por encima del nuevo máximo que estipula la ley, habrá que rebajar la condena", explicó el presidente de la Audiencia de Zaragoza. "En aquellas sentencias en las que se condenó al mínimo que fijaba la ley anterior, si ese mínimo es inferior en la nueva normativa, habrá que aplicar también esta última por ser más favorable al reo y rebajar las penas", añadió Ballestín. Esta revisión solo cabe si la pena esta pendiente de cumplirse o ya se está cumpliendo, no si está suspendida.

Ballestín puso como ejemplo las condenas por violación: "En las violaciones, [en] el tipo básico, la pena iba de seis a doce años. Ahora la horquilla es de cuatro a doce años. En aquellos casos en los que se condenara en su día a la mínima, que era seis, ahora habría que bajarlo a cuatro", explicó, puntualizando que "este mínimo no se ha puesto muchas veces". 

Ballestín señaló, no obstante, que la Audiencia de Zaragoza estará pendiente de lo que dicte el Tribunal Supremo cuando unifique criterio para todos los tribunales españoles, y recordó asimismo que, hasta ahora, solo un abogado ha solicitado la revisión de una condena tras la entrada en vigor de la nueva ley.

Con respecto al criterio fijado por la Fiscalía General del Estado, el presidente de la Audiencia de Zaragoza indicó que la acusación pública es una de las partes del procedimiento, como lo son las víctimas y los acusados. "A todos se les escuchará y nosotros decidiremos con la ley en la mano hasta que el Supremo marque jurisprudencia", dijo.

"Va a haber muy pocas revisiones"

En declaraciones realizadas tras la reunión de coordinación para unificar criterios para la aplicación de la ley del 'Solo sí es sí', el presidente de la Audiencia Provincial de Zaragoza consideró asimismo que en esta demarcación "va a haber muy pocas revisiones" de penas por este motivo, informa Europa Press.

Ballestín avanzó que la Audiencia dará un plazo de varios días para que los interesados soliciten, si quieren, la revisión de pena. "Preferimos esperar a que nos lo vayan pidiendo", dijo el magistrado, insistiendo en que "no va a haber aplicación de la norma en la mayoría de los casos". Los jueces de la Audiencia se repartirán los casos en los que se deba revisar la pena para llevar a cabo esas revisiones.

Ballestín insistió en que la Audiencia parte del artículo 2 del Código Penal, que establece que se aplicará la norma más favorable al penado.

Por otra parte, Ballestín no se mostró "muy de acuerdo" con la afirmación de que las penas son ahora más leves. En su opinión, lo que ocurre es que "se han unificado todas las conductas y los abusos tienen mayor pena".

"En cualquier caso, la protección es otra cosa; penas y protección son dos conceptos distintos", manifestó el presidente de la Audiencia de Zaragoza, agregando que "en el tema de la protección hay una amplia regulación sobre nuevas medidas, innovadoras y más positivas". En ese sentido, Ballestín recalcó que "la mayor punibilidad no se traduce en una menor protección, va por otra vía".

"En principio, lo que se hace es intentar hacer una valoración integral para valorar el riesgo y ver cómo poner medios antes de que se pueda producir alguna desgracia", dijo el magistrado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento