Conceden el visado para volar a España al hijo de un senegalés enfermo terminal

  • Más de 53.000 personas se han movilizado en la plataforma Change.org para cumplir el sueño de Ablaye.
  • Su última voluntad es poder ver al mayor de sus tres hijos, Cheik, que tiene 35 años y trabaja de carpintero en Dakar.
Ablaye, enfermo terminal ingresado en el Hospital Costa del Sol de Málaga
Ablaye, enfermo terminal ingresado en el Hospital Costa del Sol de Málaga
CHANGE.ORG
Ablaye, enfermo terminal ingresado en el Hospital Costa del Sol de Málaga

Más de 53.000 personas se han movilizado en los últimos días en la plataforma de peticiones Change.org para cumplir el sueño de Ablaye, un senegalés que sufre una enfermedad terminal y cuya última voluntad es poder despedirse de su hijo mayor, que vive en Dakar.

Ablaye tiene 60 años, vive solo en España y está ingresado desde hace aproximadamente un mes en el Hospital Costa del Sol de Marbella (Málaga), donde recibe cuidados paliativos.

En el año 2010 le fue diagnosticada una enfermedad rara llamada hipertensión arterial pulmonar que le provoca fatiga, mareos, acumulación de líquido en el abdomen, pérdida de peso y problemas de corazón, entre otros síntomas.

Aunque durante estos años ha recibido tratamiento médico, la enfermedad ha progresado y los médicos creen que a Ablaye, que está encamado, le queda poco tiempo de vida, explica Pablo Guardado, uno de sus enfermeros.

"Por desgracia no nos queda tiempo, el diagnóstico es muy grave y creemos que su corazón no aguantará más de dos o tres semanas máximo"

Cuando en mayo los facultativos explicaron a Ablaye que su enfermedad era terminal, éste les contó que su última voluntad era poder ver por última vez al mayor de sus tres hijos, Cheik, que tiene 35 años y trabaja como carpintero en Dakar, donde viven también su mujer y sus otros dos hijos.

Desde entonces, los sanitarios del hospital marbellí, incluido el cardiólogo Rafael Bravo, han realizado gestiones para intentar ayudar a Cheik a venir a España, aunque se han topado con muchísimas dificultades a nivel burocrático. Se han puesto en contacto con el Ministerio de Exteriores, la Subdelegación del Gobierno en Málaga y con el Consulado de Senegal en España, pero todavía no han conseguido una solución.

"Por desgracia no nos queda tiempo, el diagnóstico es muy grave y creemos que su corazón no aguantará más de dos o tres semanas máximo", afirma Guardado.

Por eso, pide que el Consulado de España en Senegal extienda un visado humanitario o de turista al hijo de Ablaye para que pueda viajar a España cuanto antes para poder pasar con su padre los últimos días de su vida.

"Llevo cinco meses intentándolo y su cita nunca llega, pero a su padre se le agota el tiempo. Por humanidad, por una muerte digna y por conciencia necesitamos ayuda para que el consulado autorice una cita urgente y pueda dar el visado al hijo de Ablaye", indica Guardado, que ha impulsado una petición en la plataforma Change.org para conseguir agilizar la obtención de un visado desde Senegal.

Más de 53.000 personas han firmado en solo cinco días a favor de esta demanda.

Pablo Guardado explica que Ablaye está consciente, orientado y mucho más animado desde que ha visto el apoyo que ha tenido su causa en Internet y que diversos medios de comunicación se han hecho eco de su caso.

"Está esperanzado, contento y feliz y con el ánimo arriba. No da crédito a la repercusión que ha tenido su caso", asegura el enfermero, que señala que aunque Ablaye puede hablar a diario con su familia a través del móvil, su mayor deseo sigue siendo poder abrazar a su hijo por última vez y morir acompañado.  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento