Un frente frío estrena noviembre con lluvias y las primeras heladas del otoño

Una pareja con maletas se protegen de la lluvia bajo sus paraguas.
Una pareja con maletas se protegen de la lluvia bajo sus paraguas.
Europa Press

Un frente frío atravesará este jueves de oeste a este la Península y a su paso dejará precipitaciones en el oeste y en el norte. Tras él llegarán vientos que arreciarán y provocarán un temporal marítimo en el Cantábrico y un descenso térmico que se extenderá el viernes y el sábado, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Esos días se esperan las primeras heladas nocturnas de este otoño no solo en áreas de montaña sino en puntos de la meseta y en los páramos de la zona centro. Durante el fin de semana predominará el tiempo estable y únicamente se esperan lluvias en Galicia, las comunidades cantábricas y Pirineos.

El fin de semana las temperaturas comenzarán a subir y la tendencia ascendente continuará durante la próxima semana cuando se recuperarán valores que estarán "claramente por encima de lo normal".

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha precisado que este jueves el frente avanzará desde el oeste y dejará a su paso cielos muy nubosos, con lluvias en el oeste y norte que podrán ser fuertes en puntos de Galicia. También puede llover en la zona de Baleares, aunque es poco probable que lo haga en Andalucía y en el sureste peninsular.

Las temperaturas bajarán este jueves en casi todo el país excepto en el área mediterránea y aparecerá la nieve en las montañas a partir de 2.500 metros al principio y desde los 2.300 después en las montañas del centro y norte de la península. En el Cantábrico habrá temporal marítimo con un peligro "importante", porque se esperan olas de cuatro a cinco metros.

El portavoz señala que los vientos tras el paso del frente frío llegarán del noroeste y los vientos fríos serán intensos en la mitad norte y Baleares lo que incrementará la sensación de día desapacible en ciudades como León, Burgos o Soria, con temperaturas nocturnas de entre 2 y 4 grados centígrados y máximas que no llegarán a 15ºC. Sin embargo, en Gerona, Málaga o Valencia se superarán los 25ºC.

Tiempo estable el fin de semana

En cuanto al viernes, Del Campo expone que el frente ya habrá terminado de atravesar por la Península y se seguirán imponiendo las altas presiones sobre España, una situación que seguirá en los siguientes días, de forma que tanto el viernes como el fin de semana se espera un tiempo en general estable.

No obstante, el viernes aún soplarán los vientos del noroeste con intensidad en el norte de la Península y Baleares, y las lluvias serán abundantes en el Cantábrico oriental, en el norte de Navarra y en Pirineos. Las nevadas se producirán por encima de 1.300 metros y seguirá el temporal marítimo importante del Cantábrico oriental con olas de hasta seis metros.

El viernes también puede haber temporal marítimo importante en puntos del litoral catalán y Baleares con olas de hasta cuatro metros en estas zonas.

En el resto del país predominarán los cielos despejados, igual que el sábado y el domingo, cuando apenas se esperan lluvias en el Cantábrico oriental y en Pirineos, aunque irán a menos. El domingo podría llover también en Galicia, porque llegará un nuevo frente asociado a una borrasca lejana.

Del Campo insiste en que el tiempo seguirá estable en el resto del país y no se descartan bancos de niebla en el interior peninsular y en el noroeste de la Península.

Después del frente, las madrugadas del viernes y el sábado serán frías y se producirán heladas nocturnas en zonas de montaña y en puntos de la meseta, como en Segovia, León, Burgos, Palencia, Zamora o Soria, y en Teruel.

Vuelven a subir las temperaturas

El portavoz espera que desde el sábado comenzarán a subir las temperaturas diurnas en todo el país y durante el fin de semana se superarán los 20ºC en el centro, sur, área mediterránea y Baleares, así como en puntos del Cantábrico.

El domingo el ambiente será más cálido en las horas centrales del día en todo el país, salvo en puntos del noroeste donde la niebla puede ser más persistente.

"Será más cálido de lo normal en todas estas zonas, salvo el noroeste, porque allí pueden persistir las nieblas y las temperaturas llegarán a estar entre cinco y diez grados por encima de lo normal en la mitad sur peninsular. En definitiva, tiempo estable con lluvias acotadas al noroeste de la Península y ambiente más cálido para la época que persistirá la próxima semana", precisa Del Campo.

Para Canarias pronostica que a partir del viernes y durante todo el fin de semana soplarán vientos alisios con cierta intensidad que arrastrarán nubosidad que podría dejar algunas lluvias débiles, sobre todo en el norte de las islas más montañosas, aunque las temperaturas tenderán a descender.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento