Suecia ve reforzada la sospecha de un sabotaje contra el gasoducto Nord Stream tras una inspección en las tuberías dañadas

Un buque militar en la isla danesa de Bornholm, en el Báltico, cerca de donde se produjeron las fugas de gas en los gasoductos Nord Stream 1 y 2.
Un buque militar en la isla danesa de Bornholm, en el Báltico, cerca de donde se produjeron las fugas de gas en los gasoductos Nord Stream 1 y 2.
HANNIBAL HANSCHKE / EFE

La Fiscalía sueca ha informado este jueves de que las sospechas de un posible sabotaje contra los dos gasoductos rusos Nord Stream se han "reforzado" tras finalizar la inspección de las tuberías dañadas. En total se localizaron dos fugas en cada gasoducto (ambos fuera de servicio), dos en la zona danesa y dos en la sueca, todas en aguas internacionales, que los gobiernos afectados han calificado de "sabotaje".

"Podemos constatar que ha habido detonaciones en el Nord Stream 1 y 2 en la zona económica sueca que han provocado amplios daños en las tuberías. La inspección de la escena del crimen ha reforzado esas sospechas de sabotaje grave. Se han hecho confiscaciones y ahora van a ser analizadas", ha señalado el fiscal Mats Ljungqvist, al mando de la investigación.

Ljungqvist ha explicado de que se ha levantado el cerco en la zona y ha resaltado que la investigación, en la que colaboran otras autoridades como la Guardia costera y los servicios de inteligencia, está bajo secreto de sumario, puesto que el asunto es "muy sensible".

La Fiscalía sueca ha defendido que las convenciones internacionales le dan jurisdicción a Suecia a investigar las tuberías que se encuentran en su zona económica exclusiva y a tomar las medidas que considere necesarias. Por su parte, las autoridades danesas investigan también las tuberías dañadas en su zona económica, aunque no han dado detalles. Según ha informado la televisión pública DR, buzos del Ejército danés han realizado ya inspecciones en el área.

Las autoridades danesas y suecas habían informado de dos fugas en el Nord Stream 1 y otra en el 2, pero la Guardia costera de Suecia comunicó la existencia de otro escape menor en el segundo gasoducto ruso. Las tres principales fugas se dieron por terminadas al alcanzarse una presión estable en las tuberías, pero la más pequeña todavía sigue saliendo una pequeña cantidad, según ha informado la Guardia costera sueca.

El hallazgo de las fugas provocó que los sectores eléctricos y gasísticos de Dinamarca y Suecia elevaran el nivel de alarma sobre sus instalaciones y lo mismo hizo la vecina Noruega, a pesar de que no tiene costa en el Báltico, incluyendo presencia militar.

El primero interrumpió los suministros hace semanas, al alegar Moscú problemas técnicos, mientras que el segundo nunca entró en funcionamiento, puesto que el Gobierno alemán lo bloqueó a raíz del reconocimiento por Moscú de las autoproclamadas repúblicas separatistas del Donbás, en febrero.

Tanto los países afectados como el resto de la Unión Europea (UE), Estados Unidos y Rusia hablan de sabotaje, aunque difieren en cuanto a la posible autoría. Moscú ha acusado a países "anglosajones" de estar detrás, aludiendo a la oposición al proyecto que durante años ha mantenido Washington, mientras algunos países occidentales han apuntado en la dirección contraria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento